EL MUNDO POKEMON

este foro es para los fanaticos de pokemon
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Pokemon Tora Trainer.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Pikachu
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/01/2010
Edad : 27
Localización : En Pueblo Paleta.

MensajeTema: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 6:14 am

Hice esta Historia hace un rato, y surgio en otro foro, pero no creo que haya problemas conque la disfruten aqui o ¿si?

Capitulo 1: ¡voy a ser entrenador!



Cuando la vida te entrega un sueño, no cumplirlo es un crimen.

Una vez mas el mundo recibió el regalo de un nuevo día. El brillo del sol despertaba la vida, bañando con su resplandor a todas las creaturas.

Los rayos del sol se colaron por la ventana del cuarto de un niño, resaltándole el pijama, y la tranquila expresión de su rostro. Empezó a hacer unos suaves movimientos, señal de que comenzaba a despertarse; pero la razón de esto no fue la luz, si no la alarma de un reloj que empezó a sonar en la habitación. El ruido empezaba a ser más insistente y molesto, hasta que finalmente el niño reacciono, y a tientas trato de apagarlo. Con el reloj desactivado, uso el silencio y la paz de su cuarto para organizar sus primeros pensamientos de la mañana. En su interior se pregunto “¿realmente llego este día?”.

Tora Kai era un joven niño, que apenas acababa de cumplir 10 años, y como muchos niños de ciudad Pradamo, deseaba convertirse en un entrenador Pokemon. Pero a diferencia de otros niños, el tenia una razón muy especial para hacerlo.

Se levanto temprano esa mañana muy alegre y sonriente. A pesar de que casi no pudo dormir por la emoción, tenía las mismas energías que lo caracterizaban, y no se había dejado ganar por el cansancio... quien lo viera diría que su rostro y su presencia, eran dignas de alguien que estaba por conseguir su gran sueño, su anhelo máximo.

Eran aproximadamente las 7: 30 AM y Tora estaba ultimando los detalles antes de su gran viaje; repaso en el mapa las rutas que tomaría, cargo su mochila con ropa, comida, y muchas cosas útiles. Se dirigió a la cocina para poder prepararse algun bocadillo rápido que bien podria ser un Sándwich, y se llevo una agradable sorpresa cuando al entrar se encontró conque su madre le estaba preparando un desayuno con todas las cosas que a el más le gustaba.

A pesar de que le alegraba poder comer algo hecho con tanto cariño, estaba sorprendió del verla despierta tan temprano en su día libre, ya que pensaba que solo se levantaría para despedirlo en la entrada. Además se sintió un poco incomodo, al pensar de que su madre estaba haciendo ese esfuerzo por el, ya que pudo detectar cierto rastro de cansancio en su mirada

Tora- Mamá?

Yume (madre de Tora)- Buenos días Tora, realmente madrugaste; seguro que serás el primero en elegir un Pokemon.

Tora- Ho-hola mamá ^^U que estas asiendo aquí, ayer tuviste que trabajar hasta tarde, deberías estar descansando; yo puedo prepararme un sándwich.

Yume- ¿pero de que hablas? Hoy es un día muy especial para mi niño, y aprovechare esta ocasion pasando tiempo contigo.

Tora- Mamá...

Tora realmente estaba conmovido ante todas sus atenciones; le había preparado el desayuno, y estaría con el cuando empiece su viaje. Comió con mucho gusto todo lo que le preparo su mamá, y en su interior pensaba cuanto la extrañaría... después de todo gracias a ella su sueño de ser entrenador se estaba haciendo realidad.

La hora se estaba acercando, y ya todo estaba listo.

Tora- Bien tengo todo calculado, estudie a todos los Pokemon que podré elegir, y creo tener en mente al mejor

Yume- Si ya estas listo apresurémonos, te levantaste temprano para ser el primero, y no creo que quieras llegar tarde.

Tora- Claro que no!.

La Ciudad era muy grande, y Tora vivía muy lejos del laboratorio, para llegar a el casi siempre usaba su bicicleta, pero en esta ocasión tan especial, Madre e hijo querían estar juntos hasta el ultimo minuto. Disfrutaron del viaje en auto, y se contaron muchas cosas, que por la falta de tiempo talvez no llegaron a decirse, hasta que un comentario de Tora interrumpió tan amena conversación...

Tora- Mamá... ¿porque no vino?.

Yume- bueno... sabes que le cuesta dejar el trabajo.

Tora- no es verdad.. el no esta orgulloso de mi... desde un principio no quería que haga esto.

Yume- Tora...

Tora- ¿te costo mucho convencerle?

Yume- un poco.. Pero el es tu padre, y estoy segura que te llamara muy pronto felicitándote por lo que lograste.

Tora- talvez tienes razón...

Tora era un niño muy inteligente, le fascinaba la naturaleza, así que su aprecio por los Pokemon desde tan pequeño no era ninguna coincidencia, pero su padre se oponía a que se convierta en un entrenador Pokemon, ya que considera que esa actividad, no cultivaba verdaderos conocimientos realmente útiles para la vida ¿Para que ser entrenador Pokemon, si puedes saber todos de los Pokemon en libros? ¿que cosa de los Pokemon podrías aprender que no lo halla registrado un especialista? y además de todo, quería que su hijo le siguiera los pasos, lo que hizo que la meta de Tora fuera algo casi imposible, al punto de que estaba por desistir, pero por suerte siempre tuvo a su madre para darle ánimos.

El resto del camino continuo en un silencio incomodo, hasta que llegaron al Laboratorio del profesor Aoki, y lo primero que notaron fueron los alrededores que estaban llenos de gente que venia a animar a los nuevos entrenadores. Como lo había calculado Tora, fue el primero en llegar, y mientras se acercaban, empezaban a sentir numerosos aplausos que cada vez se hacían más fuertes. Tora y su madre bajaron del auto, y caminaron hacia la entrada donde ya los estaba esperando el profesor; durante todo el trayecto la gente los aplaudió y animo, hasta que estuvieron frente a frente con el profesor.

Aoki- Llegaste primero, Como me lo esperaba de ti Tora.

Yume- Estoy muy orgullosa y feliz por ti hijo

Tora- Mamá… muchas gracias… ¡gracias a ti esto fue posible!

Yume- no hace falta que me agradezcas… toda madre vela por que sus hijos sean felices.

Aoki- realmente su hijo es un muchacho impresionante, y no hay dudas de lo lejos que llegara. Tora; Como un reconocimiento especial por llegar primero, y ser el primero en elegir, te entregare Pokebolas Quizone.

Tora- ¡Valla son geniales! Muchas gracias profesor

Aoki- Muy bien, ahora podrás elegir a tu Pokemon, así que pasemos al laboratorio.

Yume- llego la hora, se que escogerás al mejor Hijo.

Tora- por supuesto

Yume miro a su hijo mientras entraba al laboratorio, con una lagrima a punto de caer. Tora ya era un niño grande, y si antes gracias a su trabajo lo veía poco, ahora lo vería menos… pero sabía que su hijo seria feliz viajando y conociendo nuevos horizontes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pikachu
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/01/2010
Edad : 27
Localización : En Pueblo Paleta.

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 6:19 am

Capitulo 2: Escogiendo un Pokemon.



Ciudad Pradamo desde hace unos años había adherido a un nuevo régimen de Pokemon principiantes, llamado Sistema Ninetales. Con la intención de aumentar el nivel de los entrenadores nuevos, se había creado un sistema por el cual se seleccionaban 20 Pokemon diferentes, en tipo y Habilidad, y de esos 20 Pokemon, solo 9 se ponían a elección de los entrenadores; eran de tipos muy diversos, e incluso su manera de evolucionar podría ser distinta, por lo que esto supone un reto mayor que cualquier otro Pokemon inicial. Pero para entrar dentro de este sistema había que realizar un curso especial de entrenador conocido como Vulpix. Tora lo aprobó de manera ejemplar, estaba orgulloso de poder escoger bajo el sistema Ninetales, y había estudiado a cada pokemon que podría haber llegado a formar parte de las 9 creaturas por las cual optar; aunque se sentia un poco nervioso por no conocer el resultado de la selección.

Tora recorrió con la mirada el laboratorio; Cada rincón Despertaba en el al menos un recuerdo, y esto no era raro ya que de niño pasaba mucho tiempo con el Profesor Aoki ayudándolo, y jugando con los Pokemon que allí Vivian. El corazón de Tora empezó a latir muy fuerte y a acelerarse, cuando vio la puerta del cuarto donde estaban las Pokebolas... El momento que tanto esperaba por fin Había llegado.

Al entrar se desplegó una moderna maquina que tenia almacenadas las pokebolas en su interior. En frente de sus ojos estaban presentes 9 Pokemon, que pasaron rigurosas pruebas de fuerza e inteligencia, y criados para ser hábiles en batalla… sin duda todos ellos Pokemon increíbles, y que cualquiera querría por provenir de lugares donde los Pokemon suelen ser más fuertes que el resto. Las Pokebolas eran de un azul fuerte, y tenian marcadas un símbolo que representaba su tipo, asi como ell nombre del Pokemon que había dentro; Tora leyó las inscripciones y nombres, hasta que vio una que le llamo la atención.

Tora- este es un Magby…
Profesor, este Magby es de Ciudad Ishidan ¿cierto?

Aoki- por supuesto! Realmente creo que es un privilegio poder conseguir un Pokemon tipo fuego nacido allí.

Tora- cuando hice el curso vulpix… en el examen final tuve que enfrentarme a mi profesor, y el tenia un Magby de Ishidan… lo recuerdo muy bien; ese Magby era muy fuerte, duro como roca, y muy poderoso a pesar de que su nivel no era muy alto… me gustaría intentar hacer de este Magby un Pokemon tan fuerte como ese.

Aoki- entonces… ¿ya lo tienes decidido?

Tora- si profesor, ¡este Magby será mi compañero!

Tora tomo la Pokebola, y libero al Pokemon. En una estela de luz, el Magby se manifestó; daba patadas y golpes al aire, demostrando de lo que estaba hecho, con una actitud y una mirada que decía "estoy listo para la batalla”

Tora- WOW eres increíble Magby, seguro eres muy fuerte.

Magby- Magby by

Tora- me muero de ganas porque mi mamá te vea.

Aoki- muy bien Tora, ahora regresa a Magby a su pokebola, ya los demás entrenadores estarán por llegar; toma tu pokedex y pokebolas.

Tora - de acuerdo profesor.
-Magby regresa.

Tora y el profesor salieron del laboratorio, y fueron recibidos con un gran aplauso por parte de los presentes; Tora levanto orgulloso la pokebola de Magby ante el publico. Poco a poco iban llegando los entrenadores restantes, y escogiendo a sus Pokemon, todos ellos estaban dentro del sistema Ninetales. Cada uno mostró al compañero que habia elegido, y despues de que Aoki les dirigiera un Breve discurso, familiares y amigos los despidieron deseándoles lo mejor en su viaje.

Magby acompaño a su Camarada incluso hasta la hora de partir.

Tora- Mamá, prometo llamarte todos los días.

Yume- gracias hijo… no sabes cuanto te extrañare
- Magby por favor cuídale…

Tora- Adiós mamá te extrañare mucho; te avisare si recibo una llamada de papá.

Yume- adiós Tora, y por favor se responsable, regresa tan pronto como te sea posible.

Yume estrecho fuerte entre sus barazos a Tora, como si tuviera miedo a perderlo, pero el le dijo que no tenia nada de que preocuparse, sabiendo que podia confiar en la palabra de su hijo, abrio sus brazos liberandolo de su maternal abrazo, e intercambiaron un ultimo adios. Mientras lo veía marchar esfumandose a la distancia, sus labios susurraron “por favor… vuelve pronto”. De esta manera Tora empezó su viaje como entrenador Pokemon, y Junto a magby se harían mas fuertes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
entei
CHARMANDER
CHARMANDER
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 08/01/2010
Edad : 21
Localización : en las tormentas electricas

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 6:26 am

me gusto esta muy bonita me enanto esperare con ansias otro capitulo sigue asi pikachu ^_^ Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mundopokemon.foroactivo.com.mx
Pikachu
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/01/2010
Edad : 27
Localización : En Pueblo Paleta.

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 6:27 am

Capitulo 3: Iniciando el viaje



Tora había guardado a Magby al salir de la ciudad para que no gastara innecesariamente sus energías. La ruta que el entrenador trazo, los llevaba al bosque mas cercano a la ciudad que era Bosque Rotch, pero solo llegarian alli despues de largas y agotadoras caminatas, y almenos 2 Dias de viaje.

Mientras avanzaba, el paisaje urbano al que Tora de niño se había acostumbrado desaparecía poco a poco, y las pavimentadas calles y los edificios ahora eran remplazados por campo abierto. A las 4 horas de iniciado el viaje, Tora empezó a sentirse solo y aburrido, y pensó que Magby se sentía igual al estar encerrado en una esfera tanto tiempo. Como ya casi era hora de Almorzar, se acomodo al la sombra del primer árbol que encontró. Con la comida ya preparada y colocada sobre un mantel que usaba para picnic, decidió que era hora de sacar a Magby al exterior; Tomo la pokebola de su cinturón, la inflo y por un breve instante miro con emosion aquella esfera que sostenia su mano, y con un gesto decidido, la arrojo, e inmediatamente su Pokemon apareció en un resplandor fugaz, que nunca dejaba de sorprender al entrenador.

- ¿Qué te parece Magby? Esta comida Pokemon es muy nutritiva, y te dejara completamente satisfecho- dijo Tora señalando el plato del Pokemon.
Magby miro la nueva comida algo intrigado, ya que no era la misma a la que estaba acostumbrado. Antes de probar el primer bocado, se desperezo para estirar sus adormecidos músculos, producto de la placida siesta que se hecho en la pokebola. Tomo uno de los esponjosos bocadillos, y al empezar a saborearlo el Pokemon movió sus manos y pies de manera eufórica, como si tratara decir ¡me encanta! Y comenzó a comer gustoso su alimento (aunque lo devoro tan rapido que se le acabo enseguida); su entrenador sonrío al ver que a Magby le gustaba su almuerzo, y saco de la mochila un par de bolas de arroz.

Después de dar el primer mordisco, Tora le explico el plan que tenia en mente a su compañero.
- ¿sabes Magby? Estuve pensando que ya que eres un Pokemon tipo fuego, deberíamos intentar capturar un Pokemon Hierba, y si vamos al bosque Rotch, lo mas probable es que encontremos muchos.
- Magby…by- respondió algo desganado.
- ¿que te sucede Magby? ¿Acaso no quieres ir?- pregunto Tora con preocupación.
Magby no escucho sus preguntas… estaba absorto en sus pensamientos, con la vista enfocada en la banda azul que tenia en sus brazo izquierdo (misma banda que tenían los 9 Pokemon seleccionados por el sistema Ninetales). El pequeño entrenador intento descubrir lo que ocurría, y la mirada de su Pokemon indicaba que la banda era la clave.
- parece que te gusta mucho tu banda; es azul, y tiene grabada la flama de Ishidan… creo que ya se lo que ocurre; de seguro quieres visitar Ishidan ¿verdad?
- Mag…- Magby contesto sin mucho ánimo, y aparto la vista de su banda, para prestarle algo de atención a Tora.
- ¡Tranquilo¡ se que esta algo lejos, pero siempre quise conocer Ishidan, pasaremos por allí ¡te lo prometo¡- el Pokemon demostró su entusiasmo, saltando a los brazos de su camarada, y provocando sin querer, que a este ultimo se le callera las bolas de arroz que estaba comiendo, y golpeara su cabeza contra el arbol que tenia detras, dejandolo momentanheamente con la cara igual a un spinda.

Después de sacudir un poco la cabeza para quitarse lo aturdido, Tomo a Magby que estaba en su regazo, lo alzo encima de su cabeza, y mirandolo a los ojos de una forma simpática dijo.
- Creo que deberíamos ponerte un nombre… no lo crees así ¿amigo?
- Mag- exclamo el Pokemon asintiendo con la cabeza.
- ¿Qué te parece Kaji?, se que no es la gran cosa, ¡pero creo que ese nombre te va muy bien!
- Magby!- le respondió encantado a Tora.
- Muy bien! a Partir de hoy tu nombre será Kaji.
El joven entrenador abrazo a Magby; quien al estar mas cerca de los brazos de Tora, vio lo que parecía un rasguño, y al subirle la manga de la remera, noto una gran cicatriz en su hombro…
. Magby Magby! Grito asustado el pequeño Pokemon, pesando que el niño estaba herido, y empezó a frotarle el hombro tratando que sanara, Pero este lo detuvo agarrandole la mano
-No te preocupes Magby, esta cicatriz no necesita mas cuidados!- Magby se tranquilizo, pero no dejo de preocuparse por la herida.
- Tora miro aquella marca, y empezó a recordar… Me la hice hace tres años… mientras hacia un avistamiento de Pokemon Marinos; mis padres no pudieron venir porque estaban muy ocupados, así que la única manera de hacerlo era estando bajo la estricta supervisión del capitán de la nave.. Pero en aquel avistamiento un Gyarados nos ataco hostilmente... Embistio furiosamenter el barco, haciendome caer al mar… casi al instante quede inconciente, y desperté volando en el lomo de un Dragonair. este Pokemon me regreso al barco, y despues se perdio en el cielo; los tripulantes dijeron que el Gyarados me rozó con sus colmillos, pero el Dragonair me defendió, y alejo a aquel Pokemon, serenándolo con su aura... el capitán menciono que la creatura que me salvo se llamaba Amai… durante todo el mes que nos quedamos en ese lugar, no pude verla otra vez… espero algún día volverme a encontrar con ella..

La mirada meditabunda de Tora se disipo, se paro tomando a Magby entre sus brazos, y le dijo, creo que hemos perdido un poco el tiempo… deberíamos continuar ¿no te parece?; el Pokemon le respondió afirmativamente
Y habiendo terminado de comer, decidieron que ya se distrajeron lo suficiente, y rápidamente retomaron el viaje hacia su destino que era el bosque Rotch.

De alguna manera los dos días del extenuante viaje Hacia el bosque estaban por terminar, y pasaron rápidamente para entrenador Y Pokemon. Durante este tiempo Tora había mantenido contacto con su Mamá (através de un teléfono Celular), para contarle las cosas que le ocurrieron en su avenrura, pero sobre Todo para que no se preocuparan. Kaji no quería dejar solo a su entrenador, así que viajaba a su lado, a pesar de que este le insistía que estaría mucho mejor en su Pokebola. El panorama cambiaba a cada paso, poblándose de mas árboles y plantas, Hasta que Temprano por la Mañana Tora distinguió una señalización que le indicaba que había llegado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pikachu
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/01/2010
Edad : 27
Localización : En Pueblo Paleta.

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 8:31 am

Capitulo 4: Bosque Rotch


Eran las primeras horas de la mañana, y Tora marchaba por Rotch cargando a Kaji en sus brazos, ya que el pequeño bebe de magma se quedo dormido sin darse cuenta. Mientras se adentraban en el espeso bosque, comenzaban a sentirse los sonidos propios de los Pokemon del lugar; se podían escuchar el corretear de los Pikachu, y el batir de alas de los Noctowl, y alguna que otra sombra escabulléndose por entre los árboles; al ser tan temprano hacia algo de frío en el ambiente, por lo que Tora ahora lucia una elegante chaqueta negra arremangada hasta el codo.

Tora continúo caminando por algunos minutos, con Magby descansando cómodamente en sus brazos. Había pensado en regresarlo a la Pokebola mientras dormía, pero se imagino que eso podría hacer enojar a Kaji. el joven entrenador avanzaba por el bosque, sin dejar de contemplar a su Pokemon, y entonces este hizo un ruidito, como si fuera una suerte de leve ronquido; Tora lo miro un poco sorprendido, pero no tardo en esbozar una leve sonrisa, pensando que era cierto lo que decía su Mamá hacerca de lo tierno que pueden ser los Bebés cuando uno los esta cargando. Sabiendo que mas adelante se encontrarían con una inoportuna batalla, (y algo impaciente por desayunar) se dirigió hacia un tranquilo claro. Al llegar a los alrededores, se saco la mochila con cuidado para no despertar a Magby, y la acomodo en la hierba, envolvió a Kaji con su chaqueta, lo coloco suavemente al pie del árbol que estaba cerca de ellos; desempaco una gran bolsa de frituras, las cuales serian su desayuno, y la comida Pokemon de Magby.

El apetitoso aroma no tardo en cautivar el olfato de Magby, despertándolo para comer. Inmediatamente el entrenador lo saludo con un “Buenos días Kaji” el Pokemon se froto los ojos, bostezo, y se quito la chaqueta de Tora, quien le acerco el plato de comida a Magby

- Ten tu comida Kaji, ¡espero que te guste este nuevo sabor!
- Magby?- Magby agarro uno de los suaves bocadillos de color rojo, y lo olio como si estuviera frente a algo nuevo; lo probo, y rápidamente sintió un rico sabor picante, que lo hizo escupir llamas amarillas al aire de gusto. Realmente Kaji estaba feliz, porque le recordaban a las bayas picantes que eran sus preferidas en Ishidan, a si que comió golosamente.
- Valla Realmente te gusta mucho¡ me alegra. ¡cuando lleguemos a Ciudad Baku te comprare mucho más de este sabor!- le dijo Tora al pequeño Pokemon mientras este devoraba sin pausa.

Un par de grandes ojos amarillos observavan la escena sin que ellos se dieran cuenta.

Entrenador y Pokemon disfrutaban su desayuno, cuando escucharon el sonido del agitar de las hojas. Dirigieron nerviosos sus miradas a la copa del árbol, y de esta salio una extraña figura que salto encima de sus cabezas, y aterrizo enfrente de Kaji y Tora.

- Pero si es un Treecko- Exclamo impresionado Tora; había elegido el claro pensando que así evitaría luchar con Pokemon Salvajes hasta que Magby despertara, y terminaran de comer.
- Mag! Gruño Magby al ver que este Pokemon estaba sospechosamente cerca de la Mochila de su entrenador, y se coloco en Posición de combate.
- Así que quieres combatir ¿cierto Kaji? Muy bien ¡lo atraparemos¡- Dijo entusiasta Tora.

Ambos Pokemon se miraron desafiantes, preparados para empezar la batalla.
Lanzallamas! Ordeno el entrenador, y Kaji expulso de su boca una potente descarga de fuego, pero el Treecko fue mas rápido, y de un salto pudo esquivarlo; ya en el aire, tenso su cola ahora brillante, Listo para precipitarse con cola de hierro sobre Magby. Cuando estaba apunto de impactar, Kaji salto hacia atrás, dejando a su oponente apretando los dientes incrustado en el suelo; Velozmente se libero, y mas enojado que nunca, Treecko avanzo rápidamente hacia Magby, envistiéndolo con todas sus fuerzas. Mientras este trataba de reponerse de la arremetida de su rival, Tora grito ¡Kaji cuidado usara de nuevo ataque rápido! Magby volteo la vista al frente, y le clavo una dura mirada al que se le acercaba a gran velocidad; ¡RAPIDO USA PANTALLA DE HUMO! Indico su entrenador turbado. El Pokemon disparo una gran cantidad de sofocante humo negro que en segundos se apropio del lugar. Dentro de la nube de humo, Treecko giraba su cabeza desesperado al no poder ver nada, y sabiendo que seria atacado en cualquier momento; trato de tomar altura con un salto, cuando fue interrumpido por Tora, al ordenarle a Kaji que usara Puño fuego. Magby irrumpió velozmente en la pesada atmosfera, con su brazo envuelto en llamas, y decidido a darle el ataque final; Treecko se horrorizo al ver su irremediable derrota. Magby le propino un ardiente puñetazo a mitad de la cara. El humo se desvaneció, permitiendo ver al Pokemon fuera de combate; Tora inflo rápidamente una pokebola, y se la lanzo a Treecko, siendo absorbido por el lacer. El niño observaba atento la pokebola, que se sacudió 3 veces, y a la cuarta el mecanismo se cerro, haciendo su sonido caracteristico ¡lo habían atrapado¡.

- ¡SI KAJI LO ATRAPAMOS!- Dijo Tora emocionado, se acerco corriendo hasta su Magby, lo felicito por su buen trabajo; alzo su pokebola y la guardo en sus cinturón. Festejo lanzando muy alto a Kaji, y atrapándolo varias veces.

Magby estaba muy feliz por lo que habían logrado. El muchacho tomo una superpoción de su mochila para curar a Treecko. Lo saco de la pokebola; el mal estado del Pokemon saltaba a la vista, y de inmediato Tora le aplico la superposion. las heridas desaparecían instantáneamente como por arte de magia; ecepto por la quemadura de su rostro que parecía dolerle mucho.

- me parece que esto no es lo indicado para curarte esa quemadura… mmm… ¡ya se¡ tengo una galleta lava, ¡eso podría ayudarte¡- Tora revolvió un poco su Mochila, hasta que consiguió la galleta, y se la ofreció al Pokemon, titubeo un poco para aceptarla, pero se la arranco al niño de la palma de la mano con un manotazo. le dio una brusca mordida, y su dolorosa quemadura se esfumo lentamente.

Con mas energías el Pokemon se puso de pie, refunfuñaba muy molesto; no parecía muy interesado en formar equipo, y mas con ese Pokemon que lo había derrotado. Le dirigió a Kaji una furiosa mirada, pero Magby se mostro indiferente.

Estas actitudes le hicieron ver a Tora que lograr que hacer que estos dos se lleven bien no seria tarea fácil, y que debería trabajar más con su Treecko.

- Oye Treecko, ¡que tal si te elegimos un buen nombre¡- le propuso Tora al Pokemon
- Tree?
- Mmm… ¿Qué te parece Rotch?
- Treecko- respondió la creatura afirmativamente tratando de ocultar su sonrisa.
- Muy bien Rotch ¿Qué es lo que buscabas de nosotros?- el estomago de Rotch rugió en ese momento, y eso aclaro las cosas para el entrenador. Ya veo, Tenias hambre, y justo sentiste el olor de la comida Pokemon ¿verdad? Le Pregunto a Rotch.
- Tree…- contesto apenado bajando la mirada.
- No te preocupes, aun nos queda mucha comida Pokemon, ya mismo te preparare un plato- le dijo Tora sonriéndole con indulgencia.

El capturar a su primer Pokemon, sin duda fue una experiencia memorable para Tora, esto lo animo tanto que decidió hacer otra captura antes de salir del bosque.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pikachu
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/01/2010
Edad : 27
Localización : En Pueblo Paleta.

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 8:35 am


Capitulo 5: ¿un compañero de viaje?



Comenzaba un nuevo día de viaje; Tora había pasado la noche en el claro junto a sus Pokemon. Caminaba viendo con orgullo las dos Pokebolas que tenia en la palma de su mano, y solo pensaba en obtener a su siguiente Pokemon. La fascinación del chico hacia que se desconectara del entorno, y no le prestara atención a las cosas a su alrededor (como por ejemplo los árboles), pero el alboroto de un Pidgeotto alejo su distracción. El ave Picoteaba fuertemente un hueco en el grueso tronco del que tal vez era el árbol más grande y alto del bosque, batía sus alas enérgicamente, y enterraba el pico de manera frenética en el agujero. Tora pensó que algún Pokemon insecto estaba atrapado allí, porque era la clase de árbol que elegían, ademas era la única explicacion que encontró en ese momento para el comportamiento del pájaro. Sabía que tenia que rescatar al Pokemon, pero ese Pidgeotto seguramente era de un nivel más avanzado que Rotch y Kaji, y no quería arriesgarse; primero lo intento por las buenas.

- ¡Ya deja a ese Pokemon! Si quieres comida con gusto te daré de la que tengo- Pero el Pidgeotto parecía no escuchar la propuesta de Tora, y siguió atacando al tronco.

Muy bien… dijo Tora con resignación; tendré que hacerlo yo mismo concluyo el entrenador; guardo sus Pokebolas en el cinturon, y dejo la mochila en el suelo. Tora sabia trepar árboles, (aunque nunca uno tan alto) escalo con cuidado ¡ACASO ESTAS SORDO O QUE, TE DIGE QUE LO DEJES EN PAZ! Le grito al Pidgeotto mientras se acercaba aunque seguía sin prestarle atención, hasta que acabo en la rama opuesta más cercana a este, se sento en ella, y se desplazo cerca del grueso tronco, determinado a ahuyentarlo. El ave detuvo su ataque y miro fieramente a Tora, retrocedió unos pasos, Dio un grito, y se dispuso a agredirlo con un fuerte Picotazo. El niño evito el ataque escurriéndose por debajo de la rama, quedando suspendido por los brazos; se balanceo para volver arriba, y el Pidgeotto que había pasado de largo miro con irritación al entrenador. Por su parte Tora se paro encima de la rama, esperando la siguiente acometida del pájaro. Pidgeotto hervía en cólera, y no pensó dos veces en volver al ataque. Cuando Tora sintió que el ave se venia inminentemente sobre el, se agacho, lo que hizo que el sorprendido Pidgeotto se distrajera en el ultimo segundo, provocando que impactara contra el tronco, y por resultado cayera aturdido en tierra. Cuando se recupero del golpe, Miro al chico con sus ojos llenos de rencor, pero levanto vuelo, y decidió con disgusto buscar alimento en otra parte. Ufff..., menos mal que ya se fue, pensó aliviado Tora, balanceando sus piernas en la rama.

- Oye ya puedes salir- grito observando el Hueco. Una pequeña creatura de color negro asomo su cabeza, pero cuando vio a Tora se asusto y volvió a meterse en el agujero. El niño cruzo de rama, y miro conmovido a un pequeño Caterpie de color negro que temblaba en el interior del hueco; tomo con cuidado a la temblorosa creatura, que no dejaba de tener miedo.
- Ya paso amigo…- le dijo Tora mientras lo abrazaba.

Spoiler:
 

El pobre Caterpie ahora se sentía un poco mejor, y le dirigió a Tora sus profundos ojos azules. ¡OH no! ese Pidgeotto logro lastimarte… se lamento el niño al ver una fea herida en el pecho del Pokemon, causada por un picotazo que rozo al Caterpie. Aguanta un poco amigo, en un segundo te sentirás mejor. Afirmo el chico tratando de animarlo. Bajo del árbol para darle a Caterpie la Poción que necesitaba.

Una vez abajo saco de su mochila un pequeño objeto parecido a un roseador de color morado, y se lo aplico a Caterpie en su herida.

- esto talvez te duela un poco, pero tienes que ser fuerte. Advirtió el entrenador, y roseo a Caterpie con la poción; se quejo, pero ya estaba curado.

Tora no dejaba de admirar a esa creatura que tenia en manos, ya que jamás había visto un Caterpie negro, ¡sin duda un gran hallazgo!, pero no terminaba de comprender como es que los padres de este pequeño pudieron dejarlo solo, a la merced de cualquier peligro.

- Caterpie ¿acaso no tienes a nadie que te cuide?- el Pokemon movió la cabeza de manera negativa. Eso no esta bien… este es un lugar muy peligroso, y más si no tienes padres… ¿te gustaría venir conmigo? ¡Así ya no estarías solo¡ el Pokemon asintió con gusto, y Tora lo bajo para lanzarle una Pokebola, que al rebotar en la cabeza del Caterpie, lo envolvió con su rayo energético, y posteriormente fue capturado.

Tora Recogió la Pokebola; sosteniéndola con ambas manos y pensó “no te preocupes amigo.. Siempre cuidare de ti”. Tan emotivo momento fue interrumpido por su estomago que le reclamaba alimento.

Tora tenía mucha comida Pokemon, pero la suya ya se había acabado, a pesar de la buena administración del entrenador; se le terminaron las bolas de arroz, los sándwiches, las frituras, y todo lo que le quedaba. Sin embargo, esto ya era algo que había previsto, y hasta llegar a la siguiente ciudad, comería la fruta que le proporcionara la generosa naturaleza.

Afortunadamente para Tora, había llegado en una buena época, y los árboles frutales no eran cosa difícil de encontrar, lo difícil era encontrar aquellos qie no fueran custodiados por Pokemon muy territoriales; pero esto no le preocupaba, conocía un lugar con muy buenas frutas, y también seguro.

A mitad de la marcha, justo cuando estaba pensando en lo poco que le faltaba para llegar hasta los árboles frutales que buscaba, distinguió a la distancia a una persona que yacía en el suelo… estaba muy lejos para saber si estaba herida, si dormía, o que le pasaba; pero no había tiempo para averiguarlo, así que corrió desesperadamente hasta aquel sujeto. Cuando Llego, le hecho un vistazo rápido, y por suerte descubrió que solamente era un chico tomando un descanso.

Decidió despertarlo para saber si estaba bien, o necesitaba algo, sin embargo, al acercarle la mano el muchacho despertó abruptamente muy sobresaltado, miro a Tora sorprendido, y le frunció el seño.

- oye ¿quien eres tu? ¿Quién te crees que eres para despertarme?- le interrogo el muchacho de manera tosca
- Emm pues.. yo solamente.. te vi por el camino, y pensé que estabas herido, o necesitabas algo; y tu te despertaste solo, pero si todo esta en orden me voy.- contesto Tora con timidez
- Oh.. vaya… emm perdona niño, es que a veces me pongo de mal humor cuando me despierto… disculpa la descortesía…- Dijo el joven mientras se levantaba y se sacudía la tierra de su ropa.
- No te preocupes, eso suele pasar ¿Cómo te llamas?
- Me llamo Tyson… -le respondió el joven a Tora.
- Mucho gusto Tyson; mi nombre es Tora, Tora Kai.
- Y Dime Tyson, ¿de donde eres?
- Pues vengo de Ciudad emm.. Ciudad Cedro… ¿y tu?- pregunto Tyson mas cortes.
- Pues yo vengo de Ciudad Pradamo… pero dime una cosa ¿Qué hacías durmiendo en un lugar como este?
- Es que un Aipom me robo buena parte de mi comida, pero se me escapo, así que decidí dormir haber si de esa manera se me ocurría alguna solución.- Explico Tyson a Tora.
- A mi se me termino la comida, y justamente me dirigía a unos árboles frutales para poder conseguir algo. Si no has comido todavía, creo que te vendría muy bien ir allí- le propuso amablemente Tora.
- Esta bien.. de todas maneras me estoy muriendo de hambre- dijo Tyson como si no tuviera mas opción.

Tyson era un joven de 15 años; siempre portaba una mirada seria, y su pelo azul oscuro erizado hacia arriba. Los intimidantes ojos negros, y descortesía recurrente, fácilmente cresparia los nervios de cualquiera; pero Tora no era cualquiera, y se sintió afortunado de haber encontrado alguien con quien charlar, aunque Tyson parecía solamente pesar en sus cosas, y no se prestaba mucho para conversar. después de andar por unos cuantos minutos llegaron a su destino.

El bosque parecía haber querido preservar este lugar con recelo, pues daban la sensación de los árboles se cerraban sobre uno. Tora realmente estaba fascinado con este sitio, porque a pesar de que sabía como llegar, nunca lo había visto personalmente. Su pelo plateado se ajito al correr hacía un nogal, y lo trepo hasta las ramas mas cercanas a la copa.

- ¡Tyson¡ ¿te gustan la nueces?- Le grito Tora desde el árbol para hacerse escuchar.
- Claro, tráeme algunas- le respondió Tyson en la misma forma.

Tora recolecto mucha fruta, y bajo tan pronto como pudo.

- vaya buen trabajo, conseguiste muchas. Reconoció Tyson.
- Muchas gracias, supongo que no lo hice tan mal- le dijo Tora con una amplia sonrisa
- Oye Tora, este lugar esta plagado de manzanos, nogales, y también hay bayas por doquier… ¿no crees que deberíamos sacar a nuestros Pokemon?
- ¡Cierto! Es un lugar mas que perfecto. contesto Tora, y deposito la fruta que cargaba en el piso.

Ambos Muchachos Tomaron todas sus Pokebolas a la vez, y las lanzaron al aire, gritando al unísono ¡SALGAN TODOS¡ las esferas giraron, se abrieron en un segundo, disparando figuras resplandecientes que aterrizaron en el suelo; al irse el resplandor, dejo ver a diversas creaturas, como Tropius, Vigoroth, Hariyama, Cmerupt, Exploud, Graveler, y por supuesto, las tres Pokemon de Tora.

Las creaturas de Tora se acercaron a el inmediatamente, un poco extrañados por los otros Pokemon que estaban en el lugar, sentían que se habían perdido de algo.

- Chicos este es Tyson, un nuevo amigo que acabo de conocer, y ellos son su Pokemon- explico Tora a sus tres colegas, y se agacho para ofrecerle a Caterpie subir hasta su hombro; cuando el bichito termino de reptar por el Brazo de Tora, Tyson se le acerco con los ojos bien abiertos.
- Es-es- ¡UN CATERPIE NEGRO¡- exclamo Tyson con verdadera admiración.
- Si! El pobre no tenia padres, así que ahora estoy cuidando de el- respondió Tora
- ¡No puedo esperar para que evolucione, y ver que colores tiene!, valla Caterpie más raro te encontraste.
- Si sus colores son muy especiales- le contesto el niño.
- Tu Caterpie en vez de ser verde y amarillo, es negro y blanco, además su antena es plateada, y sus ojos son celestes, con pupilas de un intenso color azul… ¡realmente es una maravilla¡ ¿me lo cambias? ¿por favor? ¿¿¿¿siii???? Tyson rogó entrelazando ambas manos, pero por supuesto que Tora se negó.
- Lo siento, pero ahora Caterpie y yo somos amigos.. no estoy dispuesto a cambiarlo. Fue su respuesta definitiva.
- Ja.. bien si son tan amigos porque aun no lo has nombrado como a tus otros Pokemon. (¬ ¬)- dijo Tyson con desden.
- ¡es verdad! Todo el asunto del Pidgeotto hizo que se me olvidara tu nombre. A ver ¿Cuál podría ser?... ¡ya lo se! Jey (Yey) ¿Qué tal te suena?- Caterpie se irguió, y asintió con la cabeza.
- Si, si.., gran nombre, pero ahora comamos que tengo hambre. Agrego Tyson con sarcasmo.
- !Muy bien chicos¡ ya escucharon a Tyson, ¡elijan sus frutas o bayas preferidas y coman todo lo que puedan¡- Tora le hablo a todos los Pokemon (incluyendo a los de Tyson) pero solo Rotch, Jey, y Kaji parecían felices por la idea, y se dispersaron muy animados, corriendo hacia los árboles y bayas. Sin embargo el equipo de su compañero se desplazo con menos entusiasmo, ecepto Por Graveler que no se separaba de su entrenador.

En Poco Tiempo cada Pokemon tomo su lugar; Rotch todavía estaba en casa, y se acomodo en la copa de un árbol lleno de manzanas, corto una, pero Cameroupt golpeo con su cabeza el manzano, y la fruta termino en las manos de Kaji quien buscaba bayas que crecían cerca de ese árbol; desde lo alto Treecko le exigía a Magby que se la devolviera ahora mismo, haciendo un verdadero escándalo muy enojado, y no importa lo que le haya dicho; hizo enfurecer a Kaji, este se molesto tanto que se le marcaba la vena de la frente, volteo a ver a la fruta que sostenía, y se la lanzo en la cabeza a Rotch, el golpe le hizo crecer un gran Chichón en su verde cabeza, pero seguramente con eso aprendería. Desde una rama del mismo manzano, Jey comía hojas frescas observando muy divertido aquella escena.

Todos los Pokemon estaba en lo suyo comiendo muy tranquilos, y sus entrenadores disfrutaban unas deliciosas manzanas, y nueces recién extraídas del fruto, sentados bajo las hojas de un gran nogal

- Oye Tora a ¿donde iras después de salir de este Bosque?- pregunto Tyson masticando algunas nueces
- Pues a Ciudad Baku, necesito reabastecerme de comida, medicinas y demás.
- ¿y tienes pensado retar a su líder de Gimnasio?
- ¿Te refieres a Agas? Todavía no puedo, mis Pokemon necesitan mas experiencia de combate- respondió Tora, y después mordió su manzana.
- Tengo una par de cosas que resolver en casa… parece que vamos en la misma dirección.
- ¿casa?, pero creí que vivías en Ciudad Cedro.
- Así es, pero también tengo una casa en Ciudad Baku... que puedo decir… a veces a mi familia le gusta desperdiciar dinero en cosas inútiles.- en ese instante Tora pensó “este chico debe ser rico”.
- Oye Tyson… porque tus Pokemon se comportan tan raro… son demasiados serios.
- A si bueno, yo tampoco tengo ni idea- le dijo desinteresadamente a Tora encogiéndose de hombros.
- El único que se comporta de manera Normal, es tu Graveler, parece quererte mucho.
- ¿Hablas de Bash? Bueno talvez me tiene mas confianza porque fue mi primer Pokemon
- Si puede ser… ¿y porque no le pusiste nombre a tus otros Pokemon?
- Bue- bueno, no creo que los necesiten- respondió Tyson un poco nervioso.
- Jajaja, no importa, de todas maneras estoy feliz de haberme encontrarme contigo, viajar solo no es divertido.
- Claro, tienes razón Tora. A ver si mañana ya estamos fuera de este Bosque…
- Si tranquilo, mañana llegaremos a Baku- afirmo Tora confiado.

Tyson y Tora, empezaron a viajar juntos, y solo Arceus sabe a que los llevara esto… o que cosas se encontraran en el camino.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pikachu
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/01/2010
Edad : 27
Localización : En Pueblo Paleta.

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 8:42 am

Capitulo 6: Los retos de Ciudad Baku

El sol brillaba reinante en lo alto del cielo. Nuestros entrenadores avanzaban los últimos Metros del Bosque Rotch, notando a lo lejos se la entrada de Ciudad Baku. Tora caminaba sonriente como siempre, y Tyson con una cara de no haber dormido bien, volteo a ver al niño, preguntándose “¿como es posible que siempre este de buen humor?”. Continuaron en silencio ansiosos de llegar, hasta que por fin pudieron dar sus primeros pasos en Baku.

-Wow… Como a cambiado este lugar desde que lo visite, parece que toda la ciudad fuera nueva.- Expreso Tora maravillado por “el nuevo Baku”.

- Lo que pasa Tora, es que Baku recientemente a cumplido 100 años desde su fundación, así que para celebrar renovaron por completo la ciudad; se inauguraron nuevas salas de Cine, Teatros, comercios... Todos los edificios y casas, incluyendo el Centro Pokemon y el Gimnasio, fueron totalmente restaurados- Le explico Tyson.
- ¡Genial! Talvez después de comprar valla a ver alguna película.
- Pues creo que todavía no hay buenos estrenos, pero si quieres matar el tiempo ¿Por qué no?, aun así, hay un lugar que quiero visitar, dijo Tyson, y ambos detuvieron la marcha.
- Bien Tyson, entonces separémonos, yo iré a buscar alguna tienda para comprar las cosas que me hacen faltan.
- Como quieras, pero al terminar nos reuniremos afuera del centro Pokemon, y de allí nos iremos a mi casa. No veo las horas de comer algo decente.
- De acuerdo Tyson, en el centro Pokemon entonces, ¡nos vemos!..
- Si si… solo no llegues tarde o te mato.- Valla chico… pensó Tyson al verlo correr con según el “su enfermarte dicha”.

Tora no tardo en encontrar una buena tienda; compro varias pociones, y la comida Pokemon del sabor preferido de Kaji como prometió. Salio del negocio con un par de bolsas en sus manos, y justo cuando se dirigía al centro Pokemon para esperar a Tyson, se encontró con una niña de cabello celeste, que usaba un sencillo vestido rosa claro; probablemente tenia su misma edad . Lloraba desconsoladamente sentada al pie de uno de los tantos árboles que decoraban la ciudad. Tora se le acerco dispuesto a ayudarla.

- Disculpa… ¿Puedo ayudarte en algo?
- No lo se- dijo la niña llorando
- ¿Qué te paso?- pregunto Tora muy preocupado.
- Es que... un niño muy malo arrojo mi Pokebola a la copa del árbol; y no puedo recuperar a mi pequeño Pokemon.
- E-Eso es terrible... ¡informare de esto a la policía! Seguramente ellos te pueden ayudar, y recuperaran tu Pokebola.
- ¡NO! Por favor no lo hagas… le dije a mi mamá que ese chico ya no me molestaba; si le dices a los oficiales, ella terminara enterándose de todo, y pensara que soy una mentirosa… ¿podrías bajarla tu?- le pidió la niña secando sus lagrimas.
- De acuerdo, no te preocupes, puedo hacerlo; bajare la Pokebola.
- Muchas gracias- le dijo la niña con una tímida sonrisa.

El entrenador dejo su mochila y bolsas en el piso; la chica quedo admirada por la agilidad con la que Tora escalaba. Pronto llego a la copa.

- ¿pero que es esto?- cuando llego a lo mas alto del árbol, descubrió que arriba no había ninguna Pokebola, si no una muñeca Pokemon de Pachirisu; no entendió bien de lo que se trataba, pero bajo con la muñeca para devolvérsela a la niña.
- ¡Muchas gracias¡- le decía a Tora mientras terminaba de decender.
- Oye pero no encontré ninguna Pokebola, solo esta muñeca… ¿es tuya?
- Si ¡muchas gracias por devolvérmela! Pasaste la prueba.
- ¿Prueba?- respondió Tora sin acabar de entender.
- Si, aquí esta tu premio por haber sido tan amable. Le dijo la chica inflando una Pokebola, y ofreciéndosela a Tora
- Pe- Pero ¿porque quieres darme tu Pokemon?
- Es que… mi mamá siempre le a tenido miedo a sus garras, y me obligo a deshacerme de ella. Dentro de esta Pokebola esta mi mejor amiga, pero ya no puedo conservarla, entonces decidí que se la daría una buena persona para que cuidara de ella… y se me ocurrió hacer una prueba… si alguien era capaz de ser tan amable como para intentar devolverme la Pokebola, o mejor aun, dejar lo que estaba haciendo solo para ayudarme, esa seria la persona indicada… pero muchos no me creían, y otros siempre decían estar ocupados para intentarlo. Pero tú fuiste diferente, estabas ocupado y aun así lo intentaste, por eso creo que eres la persona indicada para ella… por favor acéptala.
- De acuerdo, ¿pero estas segura? veo que la quieres mucho…- Tora se mostraba muy dudoso, pero tomo la Pokebola
- Será difícil para mi vivir sin ella, pero creo que es mejor así… mi mamá le tiene fobia, y siempre la obliga a dormir afuera, sin importarle si se siente sola o haga frío… prefiero esto, a que viva donde no la quieren… por favor cuídala mucho.
- Realmente es triste… pero si crees que es lo mas conveniente, Así lo are, siempre cuidare de ella; Oye disculpa ¿Cuál es tu nombre?
- Mi nombre es Kaede Kirimi, ¿y el tuyo?
- Tora Kai. ¿Sabes una cosa? eres muy buena actuando, realmente me engañaste; seguramente serias una muy buena actriz.
- Eso me dice la gente, y la verdad quisiera ser actriz cuando crezca. Discúlpame por haberte quitado el tiempo…
- No hay problema, pero ahora debo irme… descuida tu Pokemon estará bien- Tora se despidió de Kaede, y dio media vuelta para continuar con su camino.
- ¡recuerda que su nombre es Sasuna!- Grito a Tora mientras este se alejaba, usando sus manos para amplificar su voz...

Tora volteo a verla, y le aseguro que cuidaría bien a Sasuna; Cuando estuvo fuera de la vista de Kaede, ella lloro de verdad por haberse tenido que separar de su amiga, pero sabía que había hecho lo correcto. No paso mucho para que Tora notara alarmado que se le asia muy tarde para ir al centro Pokemon “¡Me matara!” pensó al recordar la amenaza de Tyson; se apresuro a llegar lo mas rápido posible, lamentando todo el tiempo que perdió en la Tienda.

Llegando al Centro Pokemon, se puso a buscar con la Mirada a Tyson, pero al no encontrarlo, tomo asiento en las escaleras, y decidió esperarlo como habían acordado.

Con un lindo retraso de 20 minutos, Tyson finalmente se digno a aparecerse por el centro, comiendo un delicioso helado de chocolate.

- a Tora ¿me esperaste mucho tiempo?
- Mmm. pues no tanto. Realmente Tora pensaba que podría haber sido peor.
- Muy bien vámonos a mi casa- estableció Tyson, y continúo comiendo su helado
- Si, espero que no este muy lejos. Tora estaba agotado por haber corrido tanto para llegar a Tiempo.

De camino a casa de Tyson, Tora recordó a Kaede y la Pokebola que le había entregado; estaba tan concentrado que caminaba casi automáticamente. En ese momento Tyson pareció acordarse de algo.

- Escucha Tora; cuando llegues a mi casa, no le digas a nadie que eres entrenador Pokemon, y menos a mis hermanos.
- No sabía que tenías hermanos. ¿pero porque no puedo decirle a nadie que soy entrenador Pokemon?
- Confía en mi, decírselos es un error que seguro no querrías cometer.- Tyson le contó esto en voz mas baja, y con la mano al lado de su boca, intentando que fuera un secreto.
- Esta bien- respondió Tora algo extrañado por la petición de su amigo.

Para las 13:00 horas, ya estaban frente al hogar de Tyson.

-Muy bien ya estamos en casa… ¿bonita verdad?
- si… solo que se te olvido decir que tu “casa” era en realidad una mansión- respondió Tora aun boquiabierto.
- bueno pero que importa… yo siempre le digo casa.

El gran portón que parecía ser de oro sólido, se abrió automáticamente, y dos chicos de pelo verde oscuro salieron disparados a recibirlos. Aparentaban tener 18 años, y una mejor actitud que Tyson..

- ¡Hola hermanito¡
- Cuantas veces les tengo que decir que no me llamen así, y menos enfrente de otras personas- les reprocho Tyson, con una vena marcada en la frente, y el puño levantado, como si se le hiciera agua la boca por golpearlos.
- Valla Tyson, tu siempre enojándote por todo, ¿y dime quien es tu amigo?
- Pues… este es Tora, y viene de ciudad Pradamo- les dijo a sus hermanos.
- ¡A mucho gusto Tora! Nosotros somos Gin y Kin, gemelos como podrás ver; de casualidad no serás un entrenador Pokemon ¿verdad?- interrogaron al niño sin dejar de sonreír.
- Puess… ¡no!, solo estoy aquí de vacaciones, mi familia se Hospeda en un Hotel- Les Contesto Tora intentando que no se le notaran los nervios.
- ¿y en que Hotel te Hospedas Tora?- preguntaron los gemelos.
- Bueno… ¡en el hotel Meowth Dorado¡
- Valla ¡ese es el mejor Hotel 5 estrellas de la Ciudad!…- Talvez vallamos a visitarte algún día de estos- Gin y Kin cayeron redondos en la mentira de Tora.
- Lo que sea…- murmuro Tyson.
- Oye Tyson, Papá nos pidió que te dijera que esta orgulloso por tu buen trabajo… ¡que envidias nos das!...- este comentario de los gemelos hizo recordar a Tora que su padre no lo había llamado todavía.
- Ja, creo que seria mejor que me lo dijera personalmente, pero no importa; ahora déjennos pasar.
- Valla si que eres un amargado hermano ¬_¬- Contestaron Gin y Kin al mismo tiempo.
- Lo que quieran pero apártense- Ordeno Tyson con un aire de superioridad, abriéndose paso entre los gemelos, y Tora lo siguió sintiendo un poco de vergüenza ajena por los modales de su amigo ; cuando cruzaron el portón los gemelos se quedaron pensando “como es posible que tengamos un hermano tan amargado”.

Dentro de la mansión de Tyson, había de Todo, y le dio a Tora un recorrido. En cada habitación parecía haber un televisor de última generación, y presumía de cuanta cosa pudiera, como por ejemplo piscina, campo de batalla, consola de videojuegos etc. Cuando pasaron al Cuarto de Tyson, un mayordomo toco la puerta, para entregarle a los jóvenes un delicioso Mousse de chocolate.

- ¡esta delicioso!- exclamo sentado en el piso.
- ¿nunca comiste algo así?- pregunto Tyson mientras comía recostado en su cama.
- Pues me gusta mucho el chocolate, pero jamás e probado el Mousse- le confeso a Tyson
- Bueno pues todos los días que estes en Baku lo comerás como postre, porque después de que mis hermanos se vallan al aeropuerto iremos al Hotel Meowth Dorado.
- ¿enserio? ¿pero porque?
- Porque como dijeron mis hermanos… puede que te vallan a visitar, entonces descubrirían que les mentiste, y como no estoy seguro de que tan largo Sera su viaje...si te preguntan por tus padres siempre puedes decirles que se fueron a alguna otra parte… es mejor prevenir que lamentar- concluyo Tyson
- Bueno Tyson, si tu insistes…- cuando termino de comer su Mousse, Tora escucho el sonido de un motor; se asomo a la ventana, y vio que Gin y Kin se marchaban en una limusina.
- ¿Mis hermanos se fueron?
- Si, partieron en una limusina- le confirmo Tora.
- Muy bien Tora... reúne tus cosas, y vayámonos al Hotel.
- Muy bien-

El Hotel Meowth Dorado es el más lujoso y caro Hotel de Ciudad Baku, y su señal distintiva y orgullo era un Meowth de oro que adorna el centro de su gran jardín. Ambos jóvenes consiguieron hacerle una reservación a Tora en el Hotel, y los escoltaron a la habitación que les correspondia.

- increíble… esta habitación es inmensa- señalo Tora al contemplar su cuarto.
- Si, tiene jacuzzi, Televisión con pantalla plana con la mejor tecnología de alta definición, una moderna computadora provista de Internet.. y un montón de cosas mas que me van a costar caro.
- Perdona Tyson, no sabia que en verdad terminaría en este Hotel -
- No importa puedo pagarlo con el dinero que me dieron para navidad… pero aun no se porque no mentiste que eras un excursionista o algo parecido.
- ¿realmente piensas que creerían que soy un excursionista de 10 años que sale de viaje sin un Pokemon? También pensaba decirles que vivía en otra parte de la ciudad… pero supuse que lo averiguarían pronto, y además la excusa de que me alojaba en un Hotel me pareció más creíble.
- Bueno creo que tienes razón… ¡pero la próxima vez invéntate algo mas barato¡- le reclamo Tyson algo molesto.
- De acuerdo perdona - respondió Tora un poco incomodo.
- Esta bien… ¿no quieres probar el Jacuzzi?
- Claro, será la primera vez que me meto en uno- Tora se puso rápidamente unos pantalones cortos, y se metió al Jacuzzi.
- ¡Esto es genial¡- Tora se sentía relajado por el Hidromasaje.
- Que bien que te guste; ¿a quien no le gusta tener un Jacuzzi solo para uno? Me tengo que ir, pero mañana vendré temprano para que salgamos a desafiar a algunos entrenadores… tienes que entrenar a Jey para que evolucione-
- Si es verdad… Oye Tyson, te agradezco que me pagaras el Hotel, pero todavía no termino de entender porque no quieres que nadie en tu casa se entere de que soy entrenador.
- Bueno mmm… Veras… mis hermanos son demasiado presumidos, y si se hubieran enterado que eres un entrenador novato, seguramente te hubieran retado a una batalla, y habrían mandado a tus Pokemon a la sala de emergencia... esos tontos no aceptarian un no, y estarian molestandote todo el tiempo hasta que aceptaras.
- Pues tus hermanos me parecieron muy amables… pero si lo que dices es verdad, te agradezco que estés haciendo todo esto por mi y mis Pokemon.
- No es nada… se que no es muy tarde aun, pero recuerda dormirte temprano, porque si no estas listo cuando llegue, are que Graveler use lanza rocas sobre ti- amenazo con una sonrisa maligna, pero Tora lo tomo como broma, y con un “nos vemos” Tyson dejo el cuarto.

Tora desfrutaba el Jacuzzi, cuando su mochila ubicada al borde de la bañadera capto su atención; se acerco hasta ella, y saco sus Pokebolas. Decidió salir del Jacuzzi, se vistió con una bata de baño negra y amarilla; mientras se secaba el cabello frotandose la cazeza con una toalla, pensó que seria una buena oportunidad para que sus Pokemon conocieran a Sasuna.

Después de ponerse ropa limpia y seca, libero a sus Pokemon en la Habitación para que conozcan a su nueva amiga. Primero libero a Kaji, Rotch y a Jey, para poerlos al tanto.

- Chicos, quiero presentarles a alguien, su nombre es Sasuna, y a partir de ahora viajara con nosotros, así que sean amables con ella- los Pokemon observaron expectantes como a Tora inflaba una Pokebola; del interior de esta salio una criatura pequeña, amarilla y de apariencia similar a un roedor, cubierto de escamas duras y con garras afiladas.
- ¿Tree? ¿Mag?
- Jajaja sospeche que eras una Sandshrew por tu Nombre- La creatura miro Tora desconcertada, y giro su cabeza de izquierda a derecha esperando ver a Kaede, pero quedo muy decepcionada al no encontrarla.

Los Pokemon se le acercaron para saludarla, cada uno con una sonrisa; pero para sorpresa de todos, Sasuna empezó a llorar triste por no encontrara Kaede, y Tora acudió rápido a calmarla.

- lo siento Sasuna, se que esperabas ver a Kaede… ella concluyo que esto seria lo mejor para ti… oye ¿Qué tienes en el cuello?- Tora descubrió que en la cinta rosa que Sasuna llevaba alrededor del cuello, había un teléfono grabado con pequeños números de metal. ¡no te preocupes, podemos llamar a Kaede¡ le dijo a Sandshrew para tranquilizarla.
- Mag! Magby!
- Buena idea Kaji; tú y los demás intenten animar a Sasuna mientras llamo a Kaede.
- Mag!- respondió Kaji llevando sus dedos juntos a la cien (como si fuera un militar), e hizo un gesto con el brazo a Jey y a Rotch como si les digiera “vengan”; por su parte Tora se sentó en la cama, y empezó a marcar el numero de kaede en su celular que ya tenia memorizado.
- Bien esta llamando…
- ¿Hola?
- ¿Kaede?
- ¡Hola Tora¡ ¿Cómo estas?
- Yo perfectamente Kaede es solo que…
- ¿Cómo se encuentra Sasuna?
- Puess- Tora empezó a sentir el Llanto de Sasuna que era cada vez más fuerte, y tapo el Tubo para que no escuchara eso, mientras en el fondo de la habitación Kaji y compañía, intentaban infructuosamente de alegrar a la Sandshrew con graciosas morisquetas, y sabiendo que no tenía mas remedio, destapo el tubo.
- ¿Qué es eso? ¿Sasuna esta llorando?
- Ssi veras… justamente de eso quería hablarte. Parece que te extraña mucho, y pensé que lo mejor seria que vinieras un rato a verla…
- es gracioso; se comporta como cuando era más pequeña. Le dije que no se preocupara porque le elegiría a una buena persona como entrenador… parece que fue demasiado para ella, así que iré enseguida ¿Dónde estas?
- En el Hotel Meowth Dorado, habitación 37
- Bien espérame allí.
- Si, apresúrate por favor- Tora Colgó el teléfono, e intento ayudar a sus Pokemon, que estaban agotados de hacer morisquetas para calmar a Sasuna.

Guardo a sus Tres exhaustos Pokemon, y decidió esperar hasta que llegara Kaede; Sasuna ya no lloraba… pero sus ojos aun estaban empapados en lágrimas; Tora le acaricio la cabeza al Pokemon, y este cerro fuerte sus ojos, exprimiendo sus últimas lagrimas; viendo a la pobre Sasuna, Tora se cuestiono si realmente esto era lo correcto, o si seria un buen entrenador para ella.

30 minutos después, Inesperadamente alguien toco a la puerta de su cuarto, y al abrirla se encontró con Kaede.

- ¡Kaede!, que suerte que eres tu, pasa.
- No creí que pudiera verte otra vez antes de que te fueras de la ciudad ¿Como esta Sasuna?- pregunto Kaede mientras Pasaba a la habitación
- Pues ahora esta dormida pero…- ni bien Tora termino de decir esto, Sasuna llego corriendo a reunirse con su dueña; aparentemente había reconocido su voz, y Kaede se agacho para abrazarla.
- ¡Sasuna! Mi pequeñita… esto no es lo que habíamos acordado. Te dije que tu nuevo entrenador seria alguien de buen corazón ¿y lo primero que haces es ponerlo en apuros? Eso no se hace- le dijo la niña agitando su dedo cerca de la carita de Sandshrew, y empezó a acariciarle la cabeza.
- Bueno, en realidad no me puso en apuros, pero me preocupe… no se si seré un buen entrenador para ella.
- ¡claro que si!. Tora yo se que eres la persona indicada…
Cuando era mas pequeña, visite la guardería Pokemon Familiar de mi amiga en pueblo Tamachi; y me regalaron un Huevo Pokemon… de allí nació Sasuna; cuando ella aparecio, mis días se llenaron de felicidad… era tan pequeña... Pero cada vez se hacia mas grande, y con ello el miedo de mi madre a sus garras… ella no tenia Pokebola; andaba por toda la casa. Cuando el miedo de mi madre se hizo mas fuerte, y la echaba afuera, pensé que conseguirle una Pokebola seria la solución… pero me equivoque… no quiere que este ni cerca de la casa.. Aunque creo lo que mas teme de ella, es que valla a evolucionar, pero por mi parte creo que es lo mejor que podría pasarle; la quiero tanto… por eso es que te la confío, se que ella será muy feliz con alguien como tu.
- Ella es un gran tesoro para ti… te agradezco que confiaras tanto en mi; solo espero que ella me quiera como su nuevo entrenador.
- ¡Porsupuesto! ¿verdad Sasuna?- le pregunto Kaede, pero el Pokemon inclino un poco su cabeza, mirando fijo al entrenador, y después de unos segundos le sonrío.
- Cielos, ahora si parece mas contenta- señalo Tora.
- ¿ves que te quiere?. Seguro llegaran a ser grandes amigos; una cosa que debes saber de ella, es que ama el color rosa.
- Es bueno conocerla un poco mejor . oye… mañana un amigo y yo iremos a retar a otros entrenador… podría ser mi primera batalla con Sasuna… talvez te gustaría verla.
- ¡Claro! Seria fabuloso que Sasuna peleara por primera vez contigo. Si se hacen lo suficientemente fuertes, podrían vencer a Agas, el líder de gimnasio de esta ciudad.
- ¡Entonces te esperamos mañana¡
- De acuerdo; Sasuna se siente mucho mejor. Escucha pequeñita, quiero que ayudes a Tora a ser el mejor entrenador Pokemon ¿lo aras?- el Pokemon le asintió con la Cabeza, y después Bostezo.
- Valla, Sasuna tiene sueño…- mensiono Tora, percatándose de que el cielo ya se había oscurecido.
- Si, seguro ya pasan de las nueve de la noche. Tengo que regresar a Casa. Buenas noches- les deseo Kaede a ambos.
- Buenas noches a ti también- Kaede abrazo y se despidio de Sasuna, esperando que mañana pudiera ver la primera Batalla que tendría junto a Tora, y Abandono la habitación.
- Sasuna… creo que deberíamos descansar ¿no lo crees?- Sasuna respondió afirmativamente, y Tora la guardo en su Pokebola. Contemplo la esfera ansioso de tener su primera batalla con ella. Minutos después le llevaron una exquisita cena su cuarto; como Tyson lo prometió, había Mousse de chocolate de postre, después de cenar, Tora no espero mas para dormir, así que se puso su piyama, y se metió en la cama aguardando todo lo que le esperaba mañana.

A la mañana siguiente Tora dormia muy tranquilo, y de repente se le dibujo una sonrisa en su cara; abrió sus ojos, comenzando a disfrutar del día. Se dirigió a hacia las ventanas para correr las cortinas. Todavía era temprano, así que se cambio para bajar a desayunar y esperar a Tyson.

Saliendo del Hotel, lo primero que vio fue a Tyson que llegaba acompañado de Graveler; Tora no podía evitar mirar los cuatro fuertes brazos del Pokemon tipo Roca, y alegrarse de no ser victima de alguno de sus ataques (en especial su lanza rocas, recordando la amenaza de Tyson) cuando ambos entrenadores estuvieron frente a frente, se dispusieron a encaminarse al parque Greerod.

- Jajaja ¡así me gusta¡ ni siquiera tuve que entrar al Hotel; se nota que eres muy responsable. Aunque tenía ganas de que te levantaras tarde…. Así tendría una excusa para que Graveler usara su lanza rocas sobre ti.
- ¡Hola Tyson¡ ¿nos vamos ya?
- Claro… solo hay que caminar un poco.
- ¡Pues en Marcha!

En el camino a Greerod, tres entrenadores les pasaron corriendo por delante.

- ¿Qué es lo que les sucede?- Tora no sabia que es lo que los tendría tan apurados.
- pues claramente son entrenadores que quieren llegar rápido al parque. Los chicos se reúnen donde pueden para combatir; buscan batallar y entrenar, preparándose a ganar el desafío del gimnasio, y los que los trae tan apurados es que en ocasiones es difícil encontrar lugar en los campos de batalla; a veces tienes que esperar por Horas.

- ¡pero porque no me lo dijiste antes Tyson!
- maldición… soy malo con los detalles.
- ¡Eso no importa ahora¡ ¡¡¡corramos!!!
- ¡¡¡Apresurémonos!!!

Tysonm Bash y Tora corrieron a toda carrera para llegar al parque; Tora sentía como el corazón le zumbaba, pues su pequeño cuerpo de 10 años tenía que hacer más esfuerzo que el de Tyson, quien al tener piernas más grandes podía dar pasos largos, y casi no se cansaba. El niño llego agotado, respirando fuerte, esforzándose por avanzar hacia los campos de batalla. Por fin pudo detenerse al ver una fila de a dos personas, esa era la manera en la que se acomodaban los entrenadores que pelearían; Se detuvo de golpe, su rostro reflejaba agotamiento, pero Tyson se veía mucho mas relajado que Tora, y junto con Graveler pasaron frente a el caminando como si nada; Tomaron su lugar en la línea, al parecer en el campo una gran batalla estaba tornándose intensa, sin embargo la larga fila de decenas de entrenadores, no les permitían verla muy bien, aunque escuchando ordenes y como se desenvolvía todo, descubrieron que se trataba de un Aipom contra un Sneasel. La batalla aparentaba que duraría un largo tiempo, y Tora estaba por resignarse a esperar.

- valla parece que esto tardara mucho tiempo Tora.
- Si… ¡ahora que haré¡ Kaede llegara en cualquier momento para verme combatir, ¡y no quiero que ella también tenga que esperar todo esto!- Tora dijo esto ultimo con gotas de sudor chispeando sobre su cabeza
- ¿Quién es Kaede?
- Es una amiga que conocí ayer; la historia es un poco larga así que te la contare mas tarde.
- Parece que la fila para todos los campos es igual.
- Ni me lo recuerdes u_u
- ¡Pero descuida! Tengo un pase especial para un campo que reserve.
- ¿enserio?
- ¡Tarararan¡- Tyson mostró una tarjeta magnética de color blanco y verde oscuro…
- ¡¿me estas diciendo que hemos estado aquí perdiendo el tiempo, mientras teníamos reservado un campo?!
- Tora tu siempre estas tan tranquilo, y pensé que un poco de emoción no le vendría mal a tu vida. “¡pero porque no me lo dijiste antes Tyson!” Fue tan gracioso…- cito la frase parodiando a Tora, dejándolo petrificado .
- Tyson… no me lo tomes mal, pero a veces dudo de tu salud mental.
- Bueno, ¿que mas da?, vallamos al campo.
- ¡¿USTEDES TIENEN UN PASE?!- preguntaron un par de chicos que estaban en frente de Tora y Tyson en la fila…
- Si, ¿y que?- les contesto Tyson.
- Es que mi hermanito y yo tenemos poca paciencia… no nos gusta esperar… ¿podemos luchar con ustedes en el campo que reservaron?...- pidio amablemente el mayor de ellos.
- De- de acuerdo- respondió Tyson, con un poco de mala disposición.

Los cuatro entrenadores y el pokemon, marcharon a un punto más alejado y calmo del Parque, hasta que llegaron a una arena de combate más grande que las otras, cercada por un alambrado verde. Al estar frente a la puerta del cercado, Tyson paso la tarjeta por una suerte de cerradura electrónica; finalmente la puerta se abrió, y pasaron adentro.

- Que les parece ¿genial o no?
- Pues si Tyson ¿pero cuando lo reservaste?
- Es una de las tantas cosas que hice ayer mientras tu comprabas.
- oigan chicos ¿quien luchara primero?- les pregunto Tora a los nuevos entrenadores que acababan de conocer.
- Mmm… ¿Qué les parece esto? Oliver era ¿verdad? ¿Qué tal si Tora lucha con tu hermanito, y tu y yo al final?- Tyson propuso esta idea esperando que todos quedaran conformes.
- ¡Claro¡ seguro que mi hermanito le ganara a ese niño- bromeo un Poco Oliver.
- Hermano… creo que deberías ser mas cortes.
- Lo siento Benji, supongo que a veces abro de mas la boca.

La batalla estaba a punto de empezar. Tyson y Oliver tomaron asiento en una especie de gradas con vista a todo el campo de batalla, siempre acompañados por Graveler; Tora y Benji ya estaban en la arena, listos para comenzar.

- ¡Oye Tora! usa a Jey- le sugirió Tyson a Tora desde las gradas.
- Pero Tyson… no estoy seguro, recuerda que Jey esta recién en el primer nivel.
- ¡¿PRIMER NIVEL?!- exclamo Benji desde su lugar.
- Si bueno, lo que pasa es que es un bebe todavía- explico Tora.
- Te diré que. Tengo un Weedle de nivel 2; si tu Pokemon se esfuerza y logra vencerlo, seguramente subirá de nivel.
- Pues no se…
- ¡Vamos Tora¡ ¿acaso no confías en Jey?
- claro que confío en el… pero no tiene experiencia en batalla, y no quiero que lo lastimen.
- ¿acaso crees que volverás a tener una oportunidad como esta?- pregunto Tyson un poco exasperado.
- de acuerdo no tienes porque ponerte así .
- Muy bien comencemos la batalla- Benji estaba ansioso por luchar.

Ambos entrenadores sacaron e inflaron sus Pokebolas, las lanzaron al campo, y en medio del brillo, aparecieron dos Pokemon. Benji libero un pequeño gusanito con un aguijón en su cabeza, Tora su Caterpie negro, que dejo atónitos a Oliver y a su hermano; entrenadores y Pokemon estaban listos en el campo !la batalla por fin podía comenzar¡.

- Jey, esta es nuestra primera batalla juntos, así que demos lo mejor de nosotros.
- ¡Así me gusta¡ !Weedle Picotazo venenoso¡- a la orden de Benji, Weedle empezó a disparar docenas de brillantes agujas de color morado, y se precipitaron tan fuerte sobre Jey que levantaron polvo, pero Caterpie resistió el ataque.
- ¡Jey lanza ceda¡- Jey disparo gran cantidad de su ceda al Weedle hasta cubrirlo e inmovilizarlo; Caterpie aprovecho esta oportunidad para revolear a su oponente (que quedo pegado en la ceda) por los aires, y azotarlo contra el suelo.
- ¡Weedle resiste¡- Weedle se libero de la seda, y estaba listo para dar mas batalla.
- ¡Jey, embestida!- Caterpie acometió a Weedle, y este se elevo un poco, pero finalmente callo al suelo, dándole la victoria a Jey; Benji guardo a su Pokemon, e inflo la Pokebola del siguiente.
- ¡Buen trabajo Jey¡- Tora estaba muy orgulloso de la forma de pelear de su Pokemon.
- Ese Caterpie es rudo, pero a ver como le va con el siguiente ¡ve Wurmple¡- El siguiente Pokemon de Benji, tomo posición en la arena rápidamente, y se veia un poco mas experimentado que Weedle.
- ¿Jey crees que podrás continuar?- Tora pensaba hacerlo descansar, pero Caterpie le afirmo que podría luchar.
- Wurmple lanza seda- Wurmple le lanzo a Caterpie abundante seda hasta atraparlo.
- ¡Jey salta¡- Muy obediente, Caterpie tomo impulso, y salto por encima de la cabeza de Wurmple, aun capturado por la seda que su rival sostenía con su boca; en ese momento Tora le ordeno una embestida, y Jey ejecuto su ataque desde el aire de manera exitosa, pero no alcanzo para derrotar a Wurmple (obviamente Caterpie se libero de la seda con la fuerza de la embestida).
- !Picotazo venenoso Wurmple¡
- !Jey resiste allí y embestida¡- respondiendo al pedido de Tora Caterpie logro aguantar una vez mas las punzantes agujas, y tacleo al Wurmple, pero el bicho apenas se movió.
- Lo tienes cerca ahora ¡Wurmple embestida!- Wurmple sorprendió a Jey con su ataque, y lo mando a volar cerca de Tora.
- ¿estas bien amigo?- pregunto Tora a su Pokemon; este se reincorporo con algo de dificultad, pero finalmente asintio y decidio continuar.
- Terminemos con esto ¡embestida Wurmple!- el gusano se venia directo hacia Caterpie, dispuesto a darle su mejor golpe.
- ¡Jey lanza seda!- el Caterpie roseo a Wurmple totalmente con su seda, sin darle posibilidad de escapar.
- ¡OH NO!- exclamo Benji al pensar que su Pokemon seria derrotado.
- Ahora Jey ¡termínalo con embestida!- Jey arremetió contra el Wurmple, haciéndole caer desmallado cerca de su entrenador, y entregándole a Jey su segunda victoria del día.
- ¡SIIII! ¡¡¡LO LOGRAMOS JEY!!! Eres el mejor, mereces un descanso- Tora llamo al agotado Jey con su Pokebola para guardarlo, y lo mismo hizo Benji con Wurmple.
- Ahora vallamos enserio Tora ¡Sal Bidoof¡- Benji arrojo su Pokebola, de la cual salio una graciosa creatura parecida a un castor.
- Como tu quieras Benji ¡Rotch yo te elijo!- grito Tora convocando a su Treecko al campo. La lagartija lucia muy confiada, así como ansiosa de derrotar a su oponente.
- Muy bien Bidoof, usa rayo de hielo sobre Treecko- la creatura con apariencia de castor, formo rápidamente una esfera azul resplandeciente con su boca, y despidió un poderoso ataque formado por varios rayos congelantes que se dirigían hacia Treecko; Rotch dio un gran salto para esquivarlo, siguiendo la indicación de Tora, así que el Royo de Hielo termino por estrellarse en el Piso.
- Rotch cola de hierro- Ayudado por su salto, Rotch endureció su cola que brillaba con un blanco intenso, y callo con mucha fuerza sobre la cabeza del Bidoof; la potencia del ataque fue tal, que el suelo a los pies del castor se hundió y agrieto, pero no pareció hacer gran efecto sobre el Pokemon.
- ¡trueno¡. Treecko todavía estaba en contacto con Bidoof así que fue elevado por la poderosa carga eléctrica, de la que pudo sentir cada uno de los volteos, pero esto no fue efectivo contra Rotch, y aterrizo de pie en el piso.
- Vamos Rotch, se que tu puedes ¡ataque rápido- Treecko corrió a gran velocidad hacia su rival, acompañado de una estela de luz, y embisto a Bidoof sin darle posibilidad de escapar del ataque, haciendo que retrocediera un poco; aunque esto no logro inmutar al castor.
- ¡Bidoof embestida!- siguiendo las ordenes de su entrenador, Bidoof intento taclear a Rotch.
- Malicioso Rotch- Treecko obedeció, y sus ojos se iluminaron, haciendo que Bidoof se congelara del susto, suspendiendo su ataque.
- ¡vamos Bidoof!- para mala suerte de Benji, su Pokemon no reacciono.
- Aprovecha ahora y usa cola de Hierro- Como Tora ordeno, Rotch salto hasta estar justo encima del Bidoof, y volvió a usar cola de Hierro, pero el oponente todavía no estaba fuera de combate.
- Bidoof, vamos !muévete¡- al parecer Bidoof escucho los ruegos de su entrenador, y sacudió su cabeza volviendo en si, pero no se veía muy bien.
- Ya casi Rotch ¡destructor!- Los brazos de Treecko brillaron, y se dirigió raudamente hacia Bidoof, y termino por propinarle exitosamente un buen golpe con sus extremidades, acabando lo que quedaba del castor, terminando el combate con Treecko como ganador.
- Maldición… eres realmente bueno Tora. Reconoció mientras retiraba a Bidoof de la batalla.
- Tu también Benji, y Rotch ¡lo hiciste de maravilla!- Treecko cruzo sus brazos recibiendo con orgullo la felicitación de Tora, pero termino por caerse sentado como resultado del agotamiento de la batalla; Tora decidió guardo para que descansara.
- ¡¡ESPEREN LLEGO TARDE!!- grito alguien que se acercaba al campo de batalla, Tora reconoció de inmediato la voz de Kaede.
- ¡Kaede eres tú!
- Hola Tora, espero no llegar tarde para ver la Pelea de Sasuna- Dijo Kaede desde fuera del alambrado, y luego paso por la puerta abierta del cercado; tomo asiento en las gradas junto a Tyson, Oliver y Bash a los que saludo amablemente
- Estoy ansiosa de ver como lucha Sasuna.
- Bueno Tora este es mi ultimo Pokemon; debo agradecerte por las batallas, nunca me había divertido tanto, además aprendí que no debo arriesgarme intentando paralizar a un Pokemon tipo planta… eso me había funcionado antes.
- Yo también la e pasado bien Benji. Es momento de la última ronda- por un instante el ambiente se cargo de emoción por la ultima pelea de los entrenadores.
- Muy bien ¡Totodile yo te elijo!- Benji libero en el campo a su ultimo Pokemon, un pequeño cocodrilo azul, de cara alegre, y que saltaba enérgicamente en su lugar; Tora miro al Totodile algo preocupado, ya que Jey y Rotch estaban cansados, y Magby tendría mucha desventaja… la única opción era Sasuna ¿pero podría hacerle frente al Pokemon de agua?
- ¡no te preocupes Tora, Sasuna sabe luchar contra Pokemon tipo agua!- Kaede percibió la inquietud de Tora; el Tomo la Pokebola de Sasuna, y la inflo murmurando “el momento por fin llego”.
- !ve Sasusna¡- Tora llamo a Sasuna al campo; lo primero que la Sandshrew noto al mover su cabeza hacia las gradas, fue a Kaede, y la saludo moviendo un poco su mano y sonriéndole.
- ¿Un tipo tierra? ¡esto será interesante!- Los Pokemon se miraron atentamente preparados para luchar.
- Totodile ¡pistola de agua!- el cocodrilo abrió su boca,y libero un gran chorro de agua a mucha presión, que se venia inminentemente sobre Sasuna
- ¡Sasuna enróllate y gira!- como pidió Tora, enrollo todo su cuerpo, y giro en el lugar; el agua choco contra las escamas de Sasuna, y pudo soportar el ataque sin retroceder, pero quien sabe por cuanto podría aguantar.
- !Mas presión Totodile¡- Totodile redoblo la potencia del chorro, y Sasuna se desplazo algunos milímetros, pero siguió aguantando unos segundos; por otra parte Totodile no pudo mantener su ataque, cerro la boca exhausto, Liberando a la Sandshrew, y dándole la oportunidad perfecta para moverse.
- vamos Sasuna ¡arañazo!- las afiladas garras de Sasuna brillaron, dio un salto sobre Totodile, y sus zarpas dejaron una huella de luz al golpearlo.
- Deja de descansar Totodile ¡Hidropulso!- Totodile se levanto rápido del suelo, y froto un poco las cicatrices que las garras de Sasuna le hicieron en su hocico; el cuerpo de Totodile se ilumino de azul para formar con sus manos una esfera de agua, que al ser disparada, levanto pequeñas. Holas a su alrededor.
- cabezada sobre el Hidropulso- Sasuna tomo carrera, y dio un fuerte golpe con su cabeza a la esfera de agua, dirigiéndola hacia Totodile, provocando que este fuera arrastrado por su propio ataque hasta la línea límite del campo.
- ¡no te quedes allí parado Totodile¡ pistola de agua otra vez- Totodile abrió lo mas grande que pudo su boca para atacar a Sasuna con su chorro de agua, y empezó disparar.
- ¡Cabezada otra vez!- antes de que el agua alcanzara a Sasuna, salto para esquivar el ataque, este pasó de largo. Sandshrew enrollo su cuerpo en el aire, y empezo a girar para precipitarse en tierra; segundos antes de impactar en el suelo, Sasuna se desenrollo, tomo velocidad, y embistió al Totodile, dejándolo fuera de combate.
- Y eso fue todo- Dijo Kaede sonriendo, como si supiera desde antes que Sasuna ganaría.
- Buen trabajo Totodile, estuviste fantástico- felicito Benji a su Pokemon tomándolo en brazos, y guardando a su creatura en la Pokebola.
- ¡Eres increíble Sasuna!- Tora estaba feliz del desempeño de Sasusna en el combate, y ella se le aproximo hasta sus piernas sonriendo; el niño se acerco a abrazarla, celebrando su primera batalla juntos (y su primera victoria juntos).
- Realmente eres un buen entrenador Tora trabajare duro para mejorar- Benji se acerco para reconocerle a Tora su buen trabajo, y los dos entrenadores estrecharon sus manos.
- Muy bien creo que nos toca a nosotros Oliver.
- Claro Tyson are mi mejor esfuerzo.- Mientras los niños se acercaban a las gradas, Tyson y Oliver acompañados por Graveler, se dirigían a tomar su lugar en la arena.
- Nada mal Tora, nada mal…
- Gracias Tyson; buena suerte a ambos.
- Hermano, cuando lleguemos a casa quiero que me ayudes a entrenar a Totodile.
- Claro Benji, pero ahora tenemos que luchar- los entrenadores se ubicaron cada uno en sus respectivas zonas del campo. Esta vez eran distintas, puesto que Tora seria quien viera el combate de Tyson desde las gradas.
- Kaede, que bueno que pudieras llegar.
- Claro Tora, no me perdería por nada el combate de Sasuna.
- Espero que gane mi hermano .
- Oye Oliver ¿Qué tal si hacemos una batalla doble?
- Mmm… no tengo mucha experiencia en ellas… pero que más da.- los entrenadores tomaron 2 Pokebolas (una en cada mano), las inflaron oprimiendo el botón central, y las arrojaron al campo de batalla liberando a sus Pokemon en el. De un lado estaban Tyson, Tropius y Vigoroth, y del Otro Oliver, con Pidgeot y Lickilicky; un silencio muy serio antecedió la batalla, pero por fin comenzó.
- Pidgeot, viento cortante sobre Tropius, y Lickilicky usa rodada sobre Vigoroth.- Pidgeot batió sus alas fuertemente, y el aire que disparararon se movía tan rápido que brillaba y se tornaba tan filoso como una navaja, dispuesta a cortar a Tropius; Lickilicky plegó su cuerpo, y rodó velozmente listo para arremeter a Vigoroth.
- Vigoroth al frente y protección, Tropius Rayo solar a Lickilicky; - Vigoroth se puso en frente de Tropius, y con las manos en alto, formo una especie de escudo de color verde, en el cual se estrellaron los dos ataques de lo Pokemon; Lickilicky golpeo fuerte, y termino tirado en el piso. Mientras que Vigoroth deshizo su Protección, para darle la oportunidad a Tropius de lanzarle un potente disparo formado por los rayos del sol que había estado acumulando; el Pokemon lengua larga, recibió de lleno la descarga.
- Lickilicky !de pie y llamarada a Tropius! ¡Pidgeot ataque ala sobre vigoroth!- las alas de Pidgeot se estiraron cubriéndose de un resplandor blanco, para acometer a baja altura a su victima; al mismo tiempo de la boca de Lickilicky salio una poderosa llama que se dividió en cinco puntas como una estrella.
- Al frente Vigoroth y ¡protección!- Vigoroth volvió a levantar su defensa como antes, pero para sorpresa de Tyson y Vigoroth, el escudo se deshizo casi instantáneamente, dejando a Tropius expuesto a la llamarada de Lickilicky, y Vigoroth al ataque de Pidgeot.
- No puede ser…- los Pokemon de Tyson se encontraban en mal estado tras recibir los impactos; Tropius sucumbió ante el golpe crítico de la llamarada y yacía chamuscado en el suelo, mientras que Vigoroth se puso de pie con esfuerzo.
- Jamás creí que Tropius perdería- decía molesto regresando a Tropius a la Pokebola ¡ahora era un combate entre Vigoroth y dos Pokemon!.
- Bien hecho Lickilicky.
- Vigoroth, ¡aun podemos ganar! ¡rayo hielo a Pidgeot!- el Pokemon no obedeció a Tyson directamente… se quedo sentado como si lo estuviera pensando.
- ¿Qué rayos le ocurre a tu Pokemon? Bueno no importa, Llamarada Lickilicky, y Pidgeot ataque ala- los Pokemon de Oliver se abalanzaron hacia Vigoroth con los ataques ordenados.
- ¡!Rayo Hielo ahora!! ¿o acaso piensas desobedecerme?- las Pupilas de vigoroth se contrajeron, como si las palabras de Tyson le hubiera congelado el corazón del miedo. Esquivo la llamarada dando un buen salto, y justo cuando el ave estuvo por atacarlo, Vigoroth lanzo un rayo de Hielo que termino por congelar a su rival.
- OH no Pidgeot- Pidgeot estaba encerrado en un gran trozo de Hielo, y ya no podría combatir; Oliver lo guardo en su Pokebola, felicitándolo por su buen trabajo !ahora solo quedan dos Pokemon en pie!.
- ¡Lickilicky Rodada!- siguiendo a Oliver Lickilicky enrollo su cuerpo y empezó a rodar a toda carrera.
- ¡Vigoroth golpe Centrado!- El tremendo golpe del Puño de Vigoroth, elevo a Lickilicky en pleno ataque A varios metros del suelo; Tyson ordeno rematarlo en el aire con bola sombra, y el Pokemon de larga lengua voló tan alto que casi se pierde entre las nubes, pero todo termino con su abrupta caída en el campo, dejándolo fuera de combate.
- Pobre Lickilicky… lo hiciste muy bien - le decía Oliver a su Pokemon mientras lo ayudaba a pararse.
- Perfecto Vigoroth… descansa- Tyson guardo a su Pokemon, y de esta manera terminaron los encuentros.

Había sido grandes batallas para los cuatros entrenadores, pero ahora cada uno debía tomar su camino, y se despidieron afuera de la arena de combate.

- gracias Tyson y Tora por estas magnificas batallas.
- ¡Si! Oliver y yo aprendimos mucho, y seguro que nuestros Pokemon tanbien.
- Se que se volverán mas fuertes- les dijo a Tora al par de hermanos.
- Gracias Tora, espero que le ganes a Agas en tu batalla de Gimnasio; yo le gane cuando competía por medallas.
- ¡Sorprendente!- exclamo Tora asombrado al oir la proeza de Oliver.
- Agas puede ser un duro oponerte, pero creo que podrás vencerlo.
- Eso espero .
- Creo que tendrás que esforzarte mucho- señalo Tyson un poco burlón.
- Oye Kaede, realmente criaste muy bien a tu Sandshrew, espero volver a luchar con ella.
- Pues creo que en parte se lo debo a un gran entrenador que paso por aquí, y me ayudo con su entrenamiento. Pero si quieres volver a pelear con ella, ahora tendrás que desafiar a Tora.
- A sido un placer conocerlos chicos; te estaré animando Tora, y Tyson cuida bien a este niño.
- Oliver, no me pidas eso como si fuera su niñera.
- De acuerdo, de acuerdo . Los hermanos se despidieron por última vez de sus nuevos amigos, y se dirigieron hacia las afueras del parque.
- Oigan vallamos al centro Pokemon.
- Tienes razón Tora, mis Pokemon necesitan ser atendidos.
- ¡Yo los acompaño!- dijo sonriente Kaede.
- Estoy ansioso por volver a luchar mañana… me preparare para enfrentar a Agas- pensó Tora mientras se encaminaban al centro Pokemon, deseoso de ganar su primera medalla.

Baku aun aguardaba nuevos retos para Tora; esta batalla era solo el primer paso Hacia un camino lleno de retos… ¿mañana tendrá la misma suerte que ahora? Probablemente trabajando duro puede que la fortuna vuelva a tenderle una mano.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
entei
CHARMANDER
CHARMANDER
avatar

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 08/01/2010
Edad : 21
Localización : en las tormentas electricas

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 6:32 pm

!GUAO! sigue asi esta muy buena tu historia me gusta mucho Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://mundopokemon.foroactivo.com.mx
reikal
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 08/01/2010
Edad : 21
Localización : volando en los cielos

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Sáb Ene 23, 2010 6:38 pm

muy bonita me gusta el katefri es lindo jejeje creo que asi era que se escribia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://reikal.deviantart.com/
Pikachu
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/01/2010
Edad : 27
Localización : En Pueblo Paleta.

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Jue Mar 25, 2010 3:57 am

Y a era hora de resusitar un poco el foro, y este tma xD.


Capitulo 7: ¡Lucha por una medalla![/CENTER][/FONT][/B][/SIZE]

Primera parte.

Pasaron dos semanas desde que Tora y Tyson llegaron a ciudad Baku, Habían sido 14 días de batallas, duros desafíos, y entrenamiento. Tora se gano entre los entrenadores la reputación de ser un difícil oponente, aunque no todo era trabajo, ya que había ido al Cine aprovechando una Tarjeta especial que le permitía ver todas las funciones que quisiera ¡gratis!, aparentemente regalo del Hotel, porque la encontró una noche debajo de la almohada.

Ahora mismo Tora esta luchando su segundo combate del día. Tyson y Kaede lo acompañaban desde un pequeño grupo de espectadores que se formo cerca de ellos para ver pelear al inusual Caterpie. La batalla se llevaba a cavo en un campo del parque Greerod, por el cual tuvieron que esperar desde temprano, debido a que las normas del parque dictaban que no se podía reservar más de una vez al mes los campos cercados. El enfrentamiento era entre Jey y Tora, contra el Ratatta de otro entrenador; el polvo y raspones en el cuerpo de los Pokemon, así como el ruido que producían sus agitadas respiraciones denotaban agotamiento, por lo que probablemente quien logre hacer el siguiente movimiento será el ganador.

-Vamos Jey, un último esfuerzo, ya casi lo tienes.
- No te rindas Ratatta, no puedes perder contra ese bicho- después de que los Pokemon escucharon atentamente a sus entrenadores, voltearon a mirarse, como si ambas creaturas supieran en que posición se encontraban, y lo determinante del próximo golpe.
- ¡Lanza ceda!
- ¡Tacleada!- Obedeciendo las órdenes de sus maestros, Jey disparo ceda para cubrir al roedor, y Ratatta corría hacia Jey buscando embestirlo. Pero de repente una de las patas delanteras de Ratatta empezó a dolerle, cosa que lo obligo a detener el ataque chillando por el dolor; quedo envuelto por la ceda de Caterpie y se movía desesperadamente para liberarse.
- Ahora Jey ¡Tacleada!- Jey dio una fuerte embestida al ratón, haciendo que este se desplome desmallado y enmarañado entre hilos de ceda cerca de su entrenador.
- Ratatta…- el entrenador se acerco hasta su Pokemon, preocupado por las heridas de Ratatta, y con una cara triste lo tomo entre sus brazos… Tora se aproximo con Jey colgado de su hombro, ofreciéndole una Poción.
- ten, puedes curar a Ratatta con esto.
- Gracias, eres muy amable- el entrenador rocío a su Pokemon con la Poción que le entrego Tora, e inmediatamente se sintió mejor, y salto hasta el hombro de su dueño para demostrarlo.
. Ratatta, que bueno que ya estas bien, seguro ganaremos la próxima- los chicos estrecharon sus manos satisfechos por un buen combate; inesperadamente Jey salto del hombro de Tora, y Alzando la cabeza, se cubrió a sí mismo con fina ceda que caía suavemente sobre el como el chorro de una fuente. Alrededor suyo se formaba una especie de coraza dura… Tora miro atento los cambios que sufría Jey, puesto que era la primera vez que veía evolucionar a un Pokemon. En poco tiempo, Jey mostró su nueva forma ante el impresionado público.
Spoiler:
 

-¡Esto es fantástico Jey!- Tora alzo a Metapod entre el aplauso de todos los que presenciaron su batalla (incluyendo los entrenadores que estaban detrás de el esperando su turno para luchar).

- Te felicito, seguro será un gran Butterfree
- Gracias, tu Ratatta también mejorara, ya veras que cuando aprenda ataque rápido se volverá mas fuerte- los dos entrenadores desocuparon el campo dando lugar al siguiente enfrentamiento. Tora se aproximo cargando a Jey hasta sus amigos.

- Vaya, hasta que evoluciono el gusano- dijo Tyson con una cara de “ya era hora”.
- bueno, en realidad sabia que estaba cerca de evolucionar, pero ciertamente me tomo de sorpresa.
- se te notaba en la cara- dijo Kaede soltando una risita- y dime ¿crees que ahora estarás listo para desafiar a Agas?
- Creo que puedo intentarlo… ¿Por qué no vamos al centro Pokemon, y después pasamos por el Gimnasio?
- ¡si, de paso comamos algo allí que ya tengo hambre!- Respondió Tyson sonriendo emocionado.

Tora, Tyson, y Kaede abandonaron el lugar, mientras los demás le prestaban atención a la próxima pelea que estaba por empezar. Saliendo del parque, y de camino al centro Pokemon, los tres empezaron a Hablar del Metapod de Tora.

- ¡que lindo es tu Metapod!
- Gracias Kaede n_n
- Metapod- Dijo el Pokemon agradeciendo el cumplido desde los brazos de su entrenador.
- me encantan tus ojitos verdes Jey- lo siguió elogiando Kaede.
- En una semana Jey terminara su metamorfosis y se convertirá en un Butterfree- afirmo Tora muy contento.
- si, y espero no perderme ese momento.
- Tyson me parece que tu estas mas entusiasmado que yo- dijo Tora sonriendo.

Entre risas y charla el trayecto al Centro se les hizo increíblemente corto y apenas notaron cuando llegaron. Subieron por sus escalones y la puerta automática se les abrió inmediatamente; adentro La enfermera Joy recibió con mucho gusto a los chicos.

- ¡Bienvenidos! ^.^ ¿Cómo te fue esta mañana Tora?
- Bastante Bien; gane dos batallas, y Jey evoluciono a Metapod.
- Te felicito, seguro debes estar muy contento.
- Gracias señorita Joy n_n; creo tuvieron una jornada difícil ¿podría revitalizar a mis Pokemon?
- Ah, y los míos también emm…por favor- dijo Tyson recordando sus modales.
- Por supuesto ^.^ me encargare de todo. ustedes pueden ir comiendo algo en nuestra cafetería mientras tanto
- Si, La verdad es que teníamos algo de Hambre n_nU- Tora le entrego el Metapod junto con el resto de su equipo a la enfermera Joy, al igual que Tyson; se dirigieron a la cafetería del Hospital, y acomodados en una mesa decidieron ordenar una Pizza.

Pronto se acercaron con la orden a la mesa, cada uno tomo una porción y empezaron a discutir sobre la primera batalla de Gimnasio de Tora.
- Dime Tora, y que plan usaras para vencer a Agas- pregunto Tyson mordiendo su porción.
- Puess… Agas se especializa en Pokemon tipo veneno, así que Kaji seria una buena opción para comenzar… aunque hay algo que me preocupa.
- ¿Qué cosa?- dijo Kaede inquieta.
- Una palabra… “Potenciación”.
- “Potenciación”- exclamaron extrañados Tyson y Kaede al mismo tiempo.
- Si, verán. Potenciación es un entrenamiento que saca a relucir toda la capacidad de un Pokemon… puede hacer que aprenda Ataques avanzados a niveles Bajos, o adquirir movimientos que solo aprendería con métodos artificiales- explico Tora mientras Tyson tomaba otra porción- Los Pokemon tienen un cierto desarrollo por así llamarlo. Por ejemplo, Un Ratatta aprende ataque rápido a cierto nivel, pero los Pokemon criados con potenciación pueden aprender Ataques inusuales por nivel, y su desarrollo no es tan determinado como el resto de los Pokemon, por lo que no se sabe que ataque aprenderán, sin mencionar que suelen tener una potencia muy alta.
- A ya veo, Había escuchado que Solo los líderes de gimnasios y expertos son capaces de implementarlo.
- Así es Kaede, pero únicamente ciertos Pokemon son aptos para pasar por ese entrenamiento. Agas es bastante conocido por tener un instinto único para conseguir los Pokemon adecuados… cría a todos con Potenciación, y no se con lo que me encontrare… Por suerte Tengo a Kaji; como un Pokemon seleccionado por el sistema Ninetales, fue entrenado con Potenciación. Creo que Rotch también podría tener ese entrenamiento… pero no estoy seguro. Por alguna razón los Pokemon tipo fuego son en promedio más aptos que el resto de los elementos. Quiere decir, que de cada 10 Pokemon criados de esta manera, 4 son de fuego.
- Bueno, talvez tengas algo de suerte. Por lo que se al respecto, los resultados de la Potenciación tardan mas en algunos Pokemon que en otros, o eso me dijeron por ahí- menciono Tyson despreocupado terminando su Pizza.
- Agas no usara con migo sus Pokemon mas avanzados, así que talvez tengas razón- Dijo Tora con una sonrisa optimista.
- Ganaras Tora, ¡yo se que si! ^.^.
- Gracias Kaede, eso espero n_nU.

La Pizza desaparecía Porción a porción, y cuando terminaron de comer se dirigieron al mostrador del Centro, donde la enfermera Joy les tenia listos a Tora y Tyson sus equipos Pokemon.

- ^-^ ya tengo sus Pokebolas listas chicos- Les entrego a cada uno sus Pokebolas en dos pequeños soportes con agarraderas, y cavidades para sus Pokebolas.
- Gracias señorita Joy n_n.
- De nada Tora. Y una cosa, Jey esta muy bien, pero recuerda que esta en una etapa un tanto delicada, así que seria buena idea que lo Hagas descansar por una semana.
- Por supuesto, a Jey le gusta pelear, pero lo mantendré alejado de las batallas hasta que evolucione Very Happy.
- Se nota que quieres mucho a Jey Tora ^-^
- Claro, prometí que siempre cuidaría de el- Dijo Tora sonriendo. Los entrenadores salieron del centro en dirección al Gimnasio de Ciudad Baku, y acercándose a este, Kaede distinguió a un niño que ella parecía conocer, sentado en el piso de la entrada como si estuviera esperando algo; el chico Tenia cabello que se distribuía en gruesos y largos mechones por toda su cabeza (la mayoría cubría su ojo derecho), y de alguna manera recordaba a una especie de llama color Morado.

Spoiler:
 

- ¡Shimpo!- exclamo Kaede, feliz de encontrarse con un viejo amigo.

- Eh? Pero si eres tú Kaede n_n- dijo el chico levantándose del suelo, y aproximándose para saludar.

- ¡Como estas Kaede!

- muy bien Shimpo ^.^, te presento a Tora, y a Tyson, dos amigos que conocí hace poco.

- Hola chicos, Cualquier amigo de Kaede es amigo mío n_n; Soy Shimpo, el aprendiz de Agas- respondió el niño de pelo morado.

- Este niño debe ser igual que Tora- pensó Tyson con fastidio.

- Mucho gusto Shinpo, Soy Tora, y el es mi amigo Tyson; Kaede me contó mucho de ti; es impresionante que te convirtieras en discípulo de Agas, de seguro aprendes mucho con el.

- Gracias, recién ayer regrese de Ciudad Celeste por unos encargos de Agas.

- Si, y ni siquiera me avisaste que habías llegado ¬_¬, espero que sea la ultima vez- le reprocho Kaede.

- Lo siento Kaede n_nU, estuve muy ocupado con el gimnasio desde que volví.
- Oigan, vinimos para que Tora Tenga su primera batalla de Gimnasio, ¿acaso se olvidaron de eso?- Interrumpió Tyson con impaciencia.
- Lo siento chicos; pero Agas no esta en el gimnasio… se fue ayer a la noche, y no creo que llegue hasta dentro de unas horas.
- Habrá que esperar hasta que venga...- Respondieron decepcionados los tres al mismo tiempo.
- Shimpo ¿estabas esperando a alguien antes de que llegáramos?
- Si, a mi Staraptor. Quería sorprender a Agas, a si que lo envíe a recoger las Pokebolas que dejo en un Centro Pokemon de una ruta cercana; ¡así podría quedarme atendiendo el gimnasio y seria mas eficiente! Pero… ya se tardo demasiado- Respondió a Kaede con brazos cruzados, y con un semblante preocupado.
- Podemos ayudarte a buscarlo ¿cierto chicos?- propuso Tora esperando ser apoyado- Además, así haríamos Tiempo.
- ¿Porque no?...- Tyson no tenia mucha motivación para gastar energías en un entrenador que juzgaba “novato”.
- ¡si! Buscando los cuatro seguro lo encontramos- continúo Kaede.
- Se los agradezco. Síganme por favor, los guiare por el camino que tomo Staraptor- Shimpo comenzó a guiar a todos por una ruta Terrestre, que estaba rodeada por árboles y arbustos. Tyson y Tora iban por delante de Shimpo y Kaede, lo que les dio tiempo a estos últimos para ponerse al corriente de las cosas que ocurrieron con la vida de cada uno.
- Me alegra que te veas tan feliz Kaede; esa sonrisa tuya parece no querer irse, ¿acaso tu mamá te dejo quedarte con Sasuna?
- No u_u,, pero estoy feliz de haberle encontrado alguien como Tora para que la cuidara ^-^; además… tengo que disfrutar el tiempo que me queda con ella, antes de que el siga su viaje.
- Ya veo, se la diste a ese chico. Realmente es una pena… la querías tanto, y eran tan felices juntas u_u..
- Si, pero no tenia mas opciones u_u… oye a propósito, te felicito por la evolución de tu Staravia a Staraptor ¡significa que estas mejorando!- dijo Kaede, intentando alejar las cosas tristes de la conversación.
- ¿enserio lo crees? Entrenamos mucho en Ciudad Celeste, y no pude creerlo cuando evoluciono n_n; seguro seremos invencibles cuando me convierta en líder de gimnasio *-*.
- Oigan ¿se divierten mucho allí atrás? ¬u¬- pregunto Tyson con cierto tono burlón.
- Si-Este-yo-bueno..- contesto Shimpo encogiéndose colorado de la vergüenza al haber entendido lo que en realidad había sugerido Tyson, mientras Kaede solo le sonreía con inocencia a su amigo.
- Chicos miren, ¿esa no es una mochila?- advirtió Tora, y todos se detuvieron.
- Si, esa es mi mochila ¿pero que hace aquí?- todos corrieron hasta la mochila de Shimpo, el dueño del objeto lo recogió; estaba vacío, y puso una cara de horror la notar que tenia pequeñas manchas de sangre.
- No-no ¡no puede ser! Staraptor… esta herido en alguna parte de esta ruta...-Shimpo temía lo peor para su Pokemon.
- Me pregunto quienes podrían haberlo atacado…- Los oídos de Tora captaron un tenue sonido- chicos… me parece que Escuche a Staraptor.
- ¿De verdad?¿Por donde?-
- Lo siento Shimpo, pero el sonido era muy débil como para saberlo..
- Shimpo, tu Nidoran podría ayudarnos.
- Buena idea Kaede- Shimpo tomo una pokebola de su cinturón, esta creció en su mano, y la lanzo al frente. Un creatura con grandes orejas y cubierta de púas surgió de la esfera.
- Nidoran, por favor, ayúdame a encontrar a Staraptor ¿serias capaz de escucharlo?-el Pokemon afirmo; cerro los ojos, y levanto sus orejas para concentrarse en los sonidos que lo rodeaban. El Pokemon no tardo mucho en localizar un sonido familiar; abrió los ojos de golpe, y empezó a correr.
- Muy bien, sigámoslo- Shimpo y los demás siguieron a Nidoran, hasta que este se detuvo algo confundido.
- Nidoran ¿Staraptor esta por aquí?- el Pokemon bajo apenado la mirada, y le movió su cabeza negativamente a Shimpo, mientras los demás llegaban por detrás.
- Me parece que Staraptor se callo, y eso hizo que Nidoran perdiera el rastro- este comentario de Tyson había dado en el blanco.
- ¿Y ahora que haremos?- pregunto Kaede preocupada.
- A partir de ahora deberíamos buscar nosotros.
- Cierto Tora; gracias Nidoran, Regresa- Shimpo guardo a su Pokemon, y continuaron buscando, hasta que descubrieron unas manchas rojo oscuro en la tierra; se trataba de la sangre de Staraptor.
- Miren, un rastro de sangre- Dijo Tora señalándoles el descubrimiento a sus amigos.
- ¡Maldición! Esto peor de lo que pensé… realmente Staraptor debe estar muy herido.
- Parece que aquí continuo el ataque… pero seguro estamos cerca- esto ultimo Tora lo dijo para tranquilizar a Shimpo.
- ¡Tenemos que encontrar a Staraptor lo más rápido posible!- Shimpo salio corriendo impulsado por sus deseos de encontrar a Staraptor de una vez por todas, y el miedo a que algo realmente terrible le haya ocurrido; los demás lo siguieron tratando de alcanzarlo.

Repentinamente, todos se detuvieron en seco al ver un segundo rastro de sangre; pero para sorpresa del grupo, este salía de la ruta, y se internaba entre los árboles y arbustos de los alrededores, así que ellos hicieron lo mismo. En este terreno seria más difícil encontrar a Staraptor, pero caminando en línea recta al rastro, esperaban encontrarlo. Cada minuto de búsqueda ejercía sobre ellos una tensión insoportable, pero milagrosamente sus cálculos fueron correctos, y encontraron plumas de Staraptor en la base de un árbol. Al verlas, levantaron instantáneamente sus cabezas para confirmar sus sospechas… en efecto, Staraptor se había desplomado en la copa; el pobre Pokemon parecía moribundo tendido entre algunas ramas quebradas, sus alas tenían una especie de gruesos objetos punzantes, y manchadas de sangre; una gota de sus sangre callo en rostro de Shimpo. Ninguno de ellos podía creer que esto estuviera pasando, sus caras eran una mezcla de horror e indignación.

- ¡!STARAPTOR¡!- grito desesperado Shimpo; tomo con su temblorosa mano la Pokebola de Staraptor, le apunto con ella, y el rayo rojo lo guardo en su interior.
Estaba tan conmocionado que podría haber roto en llanto; los demás empezaban recuperarse del impacto de lo que vieron sus ojos.
- Te-tenemos que ir ahora mismo al centro Pokemon por esta ruta- fue lo primero que alcanzo a decir Tora en ese momento.
- Shimpo… lo lamento tanto- Kaede se le acerco y le puso su mano en el hombro.
- ¿Quién le hizo esto a Staraptor?...
- Ya tendrás tiempo para preguntarte eso, ahora Staraptor necesita atención Urgente.
- Tora tiene razón; la única manera de llegar rápido es volando, y esto ayudara- Tyson libero sin demora a su Tropius, cuya capacidad de volar seria de mucha utilidad en este momento- Tropius, lleva a Shimpo al centro Pokemon mas cercano.
- Gracias Tyson…- Shimpo subió al lomo de la gran bestia, y se sostuvo de su cuello.
- Kaede; tu también deberías ir.
- ¿ustedes no vendrán? Eso significa que…
- Exacto. Tyson y yo buscaremos a esos tipos, y recuperaremos las Pokebolas que robaron. Esto podría se peligroso, así que por favor espéranos en el centro Pokemon.
- Nunca podré agradecerles el que intenten repara mis errores.
- Tu solo encárgate de que Staraptor reciba la atención que necesita- le contesto Tyson a Shimpo.
- Por favor, tengan mucho cuidado con esa gente.
- Descuida, estaremos bien- Kaede asintió, y corrió al lado de Tropius; Shimpo la ayudo a subir, estaba algo temerosa (nunca había volado en el lomo de un Pokemon) cuando Tropius vatio sus Hojas y se elevo unos centímetros, se asusto tanto que agarro de Shimpo (por supuesto este enrojeció rápidamente) finalmente Tropius despego y ascendió por encima de los árboles, y pronto estuvo muy lejos.
- ¿Y adonde crees que se fueron esos tipos Tora?
- Pues yo…- El distante y leve sonido de un Pidgey agredido, alerto de inmediato a Tyson haciéndole girar por instinto la cabeza en esa dirección.
- Tyson que pa…
- Shhh… ¿no lo escuchaste? Alguien se acerca aquí, y no creo que sea precisamente simpático; así que silencio- Tora solo se quedo callado, mientras miraba a su amigo recoger una piedra cercana…- ¡CON QUE ALLI ESTAN!! Grito arrojándola con mucha fuerza por un largo trayecto através de unos árboles, hasta que finalmente impacto en algo, y empezaron a escucharse voces, proveniente de siluetas que apenas se distinguían.. una de ellas quejándose por el golpe.
- ¡!Maldición!¡ ¡me esta sangrando la cabeza! ¡¿Quién fue?! ¡sal de allí si eres tan valiente!
- Cálmate Philer. No tenemos tiempo que perder aquí; deberíamos habernos ido inmediatamente después del robo- pidió la otra mas pequeña que estaba junto el.
- ¡Cállate Wadu! Me voy a vengar de esa ave del demonio por todo lo que me hizo pasar- Tyson y Tora se les acercaron sigilosamente tomándolos por sorpresa.
- Así que ustedes le hicieron eso a Staraptor. Ya los castigaremos por como lo dejaron; pero de momento aflojen las pokebolas que robaron- Dijo Tyson con una pérfida sonrisa.
- Como pudieron ser tan crueles con ese Pokemon- agrego Tora enojado.
- Veo que vienen por esto ¿cierto?- cuestiono el Hombre mas grande y musculoso mostrando un maletín plateado- pues vallan dándolo por perdido, porque no les entregaremos NADA- en un rápido movimiento Philer llevo su mano detrás de su cintura, y saco un revolver que apunto directamente a Tora.
- Armas…- Tora apretó las mandíbulas y los puños; estaba algo asustado, pero desde el principio pensó que posiblemente habría armas involucradas, por lo que no tenia caso retroceder. Tyson se puso delante de el para protegerlo.
- Eschuen… se los pediré de forma amable por ÚLTIMA vez; devuelvan lo que se robaron.
- ¡Philer! ¡NO TENEMOS TIEMPO PARA ESTO! Además matar a alguien es un desgaste enorme. Grito Wadu al oído de su compañero, tomándolo de un extremo del cuello de su remera.
- Creo que tienes razón, además, ahora que lo pienso mejor, ese endemoniado Pájaro o esta muerto, o se queda sin alas- opino soltando una risa desagradable, y esto molesto a Tora- ¡PERO RESPETA TUS MAYORES MOCOSO!- regaño a Wadu con un fuerte golpe en la cabeza.
- El respeto es algo que se gana, pero da igual… larguémonos de aquí..
- Si, no quiero perder un importante negocio- Philer guardo su revolver, y ambos ladrones huyeron a una velocidad increíble.
- O no, no escaparan: vamos Tora, tenemos que seguirlos- Tora gasto ni un segundo para correr junto a Tyson en la persecución de estos tipos.

Gracias a un gran esfuerzo, Tora pudo igualar el paso de Tyson (aunque le costaba) y por fin empezaban a acercarse a aquellas figuras tan lejanas al principio.
- ¡No puede ser! Ese par de estorbos nos están alcanzando; Wadu, saca alguno de esos bichos tuyos para que se encarguen de ellos.
- ¡A la orden! Beautifly Flash- Wadu saco del bolsillo de su pulóver una Pokebola que hizo crecer en plena marcha, y al abrirse mostró una creatura tan colorida como hermosa, que dejo a su dueño para cumplir con la tarea. Raudamente tomo posición frente a los chicos, encegueciéndolos con el rutilante destello de sus alas dejando a ambos incapaces de continuar.
- Mas vale que… le reces a tu dios para que no te encuentre ¡BICHO DE ******!- maldijo Tyson con los ojos cerrados y adoloridos por el fuerte impacto de la luz.
- Así no podremos hacer nada... habrá que esperar a que los efectos del flash terminen- dijo Tora en el mismo estado.
- ¡¿y a ti te parece que tenemos tiempo para esperar?! ¡se nos van a escapar!
- Lo se, lo se… pero será imposible perseguirlos a ciegas.
- Demonios... ¿y cuando terminaran?.
- No hay un tiempo específico, pero en tres minutos deberíamos ser capaces de abrir los ojos.
- Eso es darles mucha ventaja a esos sujetos…- El no poder ver hacia que sus oídos estuvieran mas atentos, y empezaron a sentir aleteos que se les aproximaban.
- ¿Eh? Un Pokemon se nos esta acercando- Tora siguió el sonido con la cabeza, lo mismo que Tyson, Hasta que el Pokemon estuvo encima de ellos.
- ¡Crobat!- Grito el Pokemon en tono serio.
- ¿Es un Crobat? ¿pero que hace un Crobat aquí? No soy un experto, pero creo que este no es su habitad- opino Tyson incrédulo.
- Debe ser de Agas, y probablemente quiere lo sigamos.
- Crobat Crobat- pronuncio el murciélago para afirmar la suposición de Tora.
- Muy bien Crobat, guíanos por favor- El Pokemon empezó a volar, y Tora a seguirlo atentamente.
- O-¡oigan! ¿Cómo sabre a donde va?
- ¡Crobat aleteara mas fuerte, así que sigue el sonido de sus alas, y de su voz!- le respondió Tora mas adelantado.
- ******…- Tyson hizo su mejor esfuerzo por seguirlos; ambos fueron guiados por las alas de Crobat, y lo que recordaban del camino; casi de inmediato supieron que los regresaba a la ruta.
- ¿Eh?- Tyson empezó a abrir los ojos lentamente mientras corría ¡al fin los efectos del flash habían terminado!- ¡Tora! Mi vista regreso a la normalidad.
- ¡Que bien Tyson!, espero que la mía regrese también.
- Ahora que puedo ver te guiare, y iremos mas rápido- Tyson sujeto a Tora de la muñeca para que pudiera seguirle el paso; pero al pequeño le costaba adaptarse al ritmo del joven. Crobat acelero sabiendo que ahora ya no era necesario que se mantuviera tan cerca, y lograron llegar a la ruta.
- Al fin…
- Emm…Tyson, creo que ya puedes soltarme- Tyson soltó la muñeca de Tora, y volteando a la izquierda, vio algo que le llamo la atención.
- ¡Crobat!- el Pokemon aviso su regreso, y se dirigió a un vehiculo todo terreno estacionado a poca distancia; una ventana del automóvil descendió y de esta asomo el líder de gimnasio.

Spoiler:
 

- ¡Suban deprisa!- una vez adentro y en marcha, empezaron la búsqueda de los prófugos, mientras Crobat sobrevolaba por encima del automóvil.
- Agas... lo lamento… queríamos recuperar tus Pokemon... pero al final fallamos- Tora estaba arrepentido de haber fallado ante estas personas.
- No… ustedes se arriesgaron para ayudarme, y realmente les estoy muy agradecido; pero si alguien tiene la culpa… ese soy yo.
- ¡¿Qué?!- se preguntaron al mismo tiempo.
- Cuando caminaba por la ruta para hacer mas capturas, un par de hombres me pidieron ayuda para atrapar Pokemon “potenciables”; en ese momento me negué con una escusa porque desde el principio no me cayeron bien, y parecían algo sospechosos… pero no le di la debida importancia, y no se lo dije a Shimpo; este lugar siempre fue seguro, pero de haberle dicho que tuviera cuidado con esas personas extrañas, de seguro nunca hubiera enviado a Staraptor solo… y esto no habría pasado.
- ¿Y como esta Staraptor?
- Todavía no vuelve en si… esta bastante débil, Ya le removieron “las agujas gigantes” y lo que ahora se busca prevenir es una infección en las alas por el tiempo que sus heridas estuvieron expuestas; lo que es seguro por ahora es que no volara por un tiempo…- respondió Agas a la pregunta de Tora.
- No me puedo imaginar como debe estar Shimpo en estos momentos…
- ¿Y a donde vamos? Espero que sepas lo que haces.
- Tranquilo Tyson; Gracias a Crobat hemos localizado el lugar donde se escondieron estos últimos días. Nos adelantaremos para tomarlos de sorpresa, y no tendrán oportunidad de escapar; por cierto, toma el pañuelo y la botella de agua que están en el bolsillo del asiento que tienes en frente- Tyson saco el agua y el pañuelo del algo estrecho bolsillo puesto tras el asiento del acompañante
- ¿y que se supone que haga con esto?.
- Usa el agua para mojar el pañuelo, y dáselo a Tora; esa agua tan fría debería aliviar sus ojos.
- De acuerdo ¬_¬- Tyson hizo exactamente lo que pidió Agas, aunque no creyó que ese “remedio casero” sirviera- bueno, supongo que así esta bien; ten Tora.
- Gracias- al pasarse el pañuelo húmedo por la cara sintió un leve escalofrío, pero finalmente pudo abrir los ojos- ah finalmente mi vista regreso n_n. Agas, hay una cosa que quiero preguntarte.
- ¿si?
- Como haremos para enfrentar a esos ladrones; están armados.
- Ya lo se Tora- el líder sonrío con astucia al recordarlo- justamente esa es la parte mas divertida.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
reikal
LUCARIO
LUCARIO
avatar

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 08/01/2010
Edad : 21
Localización : volando en los cielos

MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   Dom Abr 04, 2010 3:25 am

me gusto mucho ^^ perdoname por no haber posteado ayer es que ya me habian mandado a apagar la compu pero ya postee como ves XD Razz .

mu gusto el capitulo pikachu felicidades ... sigue asi riolu
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://reikal.deviantart.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Pokemon Tora Trainer.   

Volver arriba Ir abajo
 

Pokemon Tora Trainer.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
EL MUNDO POKEMON :: Pokemon Art. :: Fan-fic-
Crear foro con ForoActivo | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis